Must Watch

Conflictos y controversias que han afectado a los Premios Oscar

Conflictos y controversias que han afectado a los Premios Oscar

Por Sector Cine

Todo está listo para la entrega 90 de los premios Oscar, la cual se llevará a cabo en Hollywood el próximo domingo 4 de marzo, con el comediante Jimmy Kimmel como anfitrión.

Lee también: ¿La música alegra tu día? Existe una explicación para esto

Es probable que estés familiarizado con una serie de contratiempos o fallos a los que se ha visto sujeta la mayor celebración de galardones estadounidenses, pero a lo largo de su historia, los Premios de la Academia han atravesado diferentes crisis económicas, sociales y culturales, y aquí te las compartimos.

 

Los cierres

Conflictos y controversias que han afectado a los Premios Oscar - martin-luther-king

Ha habido tres ocasiones en las que la gala se ha pospuesto: en 1938 hubo una semana de retraso debido a inundaciones ocurridas en Los Ángeles; 1968 fue el año en que por luto a Martin Luther King, la celebración se pospuso dos días; y en 1981, la ceremonia se retrasó un día debido a un atentado contra el actor y político Ronald Reagan.

 

El Oscar más blanco que nunca

Conflictos y controversias que han afectado a los Premios Oscar - mcdaniel

La segregación racial ha sido uno de los temas más constantes y sonantes de la celebración, la cual ha hecho lo suyo por que los supuestos no dejen de fluir: un concejo compuesto en su mayoría por varones blancos de cierto status social, que apenas da llegada a miembros más variados, no es la mejor estrategia; y a pesar que en los últimos años se ha intentado reformar tal situación, destacan una serie de acontecimientos que recuerdan que la industria, no puede ser más blanca:

En la ceremonia de 1940, la actriz afroamericana Hattie McDaniel ganó el galardón a Mejor Actriz de Reparto por su personaje Mammy en Lo que el viento se llevó (Gone with the Wind, 1939), siendo la primera profesional afroamericana en ganar un Oscar; sin embargo, tanto en el estreno de la cinta como en el evento, sufrió la segregación racial latente en la región, pues se le ubicó lejos de los asistentes blancos. El productor de la cinta, David O. Selznick, tuvo que solicitar un permiso especial para que McDaniel atendiera la premiación, ya que el Hotel Ambassador, en el que se realizó el evento, poseía una estricta política anti-color.

Lee también: Se revelará un mural nunca antes visto de Bansky

De igual manera, 2015 y 2016 fueron años fuertes con respecto a las posturas segregacionistas de la industria, en la que diversos cineastas y actores expresaron su desacuerdo con la falta de inclusión de profesionales negros nominados por la Academia. Figuras como Spike Lee, Will Smith, Mark Ruffalo, Reese Whiterspoon y Lupita Nyong’ocompartieron mensajes para incitar la reflexión; además, surgió una especie de campaña viral (o boicot) en redes con el hashtag #OscarsSoWhite.

Al respecto, destaca la nominación de John Singleton como el primer cineasta de color en contender a Mejor Director, a quien le siguió Lee Daniels por su trabajo en Preciosa (Precious, 2009) y Steve McQueen por 12 años de esclavitud (12 Years a Slave, 2013), primera cinta dirigida por un afroamericano en ganar la categoría Mejor Película.

 

Una recesión

Conflictos y controversias que han afectado a los Premios Oscar - oscars-1944

En tiempos de la Segunda Guerra Mundial, los metales del país se destinaban a la producción de esfuerzos de guerra, por lo que las estatuillas entregadas entre 1942 y 1945 se elaboraron con yeso. Posterior a la recesión social y económica de la temporada bélica, los galardonados devolvieron la insignia a la Academia y recibieron el Oscar ordinario.

 

La primera transmisión y un premio permisivo

Conflictos y controversias que han afectado a los Premios Oscar - primera-transmision-oscars

La primera vez que la ceremonia se transmitió por televisión fue en 1953 a través de la cadena NBC, año en el que el evento se realizó de manera simultánea en el Teatro RKOPantages de Hollywood en Los Ángeles y en el Teatro Internacional NBC en Manhattan. Asimismo, ese año otorgó el premio a Mejor Película a la cinta El mayor espectáculo del mundo (The Greatest Show on Earth, 1952) de Cecil B. DeMille, la cual causó controversia entre la crítica especializada, pues la consideraban de las peores películas ganadoras del galardón.

 

Los desaires

Han sido muchos los profesionales del cine que han manifestado su disgusto y desacuerdo con la ceremonia; sin embargo, ha habido unas cuantas figuras que lo han dejado en claro como se debe:

En 1970, George C. Scott expresó: “los actores no deberíamos vernos forzados a hacer campaña en favor propio y en contra de otros. Además, la ceremonias son un desfile de carne de dos horas de duración, y todo por motivos económicos”, tras resultar ganador de la categoría Mejor Actor por su trabajo en Patton (1970) y evitar la ceremonia.

Marlon Brando fue vencedor en la premiación de 1972 por su protagónico en El Padrino (The Godfather, 1972); sin embargo, no acudió a la ceremonia y en su lugar envió a la activista Sacheen Littlefeather para denunciar la manera en que se trata a los nativos americanos en Hollywood.

De igual manera, la actriz Katharine Hepburn es recordada por no atender casi ninguna de las ceremonias en las que fue nominada (12 ocasiones de las que obtuvo 3 premios), siendo la de 1973 la primera vez que atendió el evento para recibir un Premio Honorífico. Hepburn donó sus estatuillas al edificio Empire State de Nueva York.

 

Lee también: 5 cantantes que deberá tener en la mira este año

 

La campaña al desnudo

Durante la premiación de 1974, el artista y defensor de los derechos homosexuales, Robert Opel, se robó las miradas del público al hacer una protesta en vivo acudiendo completamente desnudo al escenario, dejando a los asistentes boquiabiertos y dirigiendo atenciones a los diálogos inclusivos en la sociedad e industria.

 

Machismo en el séptimo arte

Por todos es sabido el conflcito de intereses en la industria debido a la falta de inclusión femenina en categorías de gran preponderancia, pues a 90 años de haberse fundado, los Premios de la Academia han nominado tan solo a cuatro mujeres (Lina Wertmuller en 1977, Jane Campion en 1994, Sofia Coppola en 2004 y Kathryn Bigelow en 2009) en la categoría Mejor Director, de las cuales, solo una ha resultado galardonada: Kathryn Bigelow por Zona de miedo (The Hurt Locker, 2008).

Aunado a lo anterior, destaca la indiferencia deliberada sobre el rol de director de Barbra Streisand en la ceremonia de 1991 por su trabajo en El príncipe de las mareas (The Prince of Tides, 1991), cinta que fue nominada a Mejor Película pero pasó de largo la categoría a Mejor Director. En tal ocasión, Billy Crystal (encargado de la ceremonia) hizo un comentario satírico al respecto, en el que mencionaba que una cinta como esa, con siete nominaciones, seguro debió dirigirse sola…

 

Lee también: El proyecto con el que Cuarón regresó a México

 

La ovación de pie más larga en la historia de los premios

Durante los Oscar de 1972 se otorgó el Oscar Honorífico al inigualable Charles Chaplin, quien tras vivir 20 años en el exilio político, atendió conmovido al escenario y recibió la ovación de pie más emblemática de la historia del cine: 5 minutos de aplausos, gritos y apoyo.

 

El robo del milenio

Conflictos y controversias que han afectado a los Premios Oscar - stolen-oscars

A pesar de lo increíble que suena, en el 2000 hubo un inexplicable extravío de 55 estatuillas de la Academia, de las cuales se pudieron recuperar 52 debido al apoyo ciudadano, mismas que al parecer, reposaban en un bote de basura.

#TimesUp

Conflictos y controversias que han afectado a los Premios Oscar - times-up

Y para este año, tal como lo vimos en la entrega de los Globos de Oro, esperamos una ceremonia sobria o al menos políticamente densa, en la que se hagan menciones puntuales de denuncia sobre el acoso, abuso de autoridad, segregación e indiferencia (ya sean de raza, género, fe o condición) tanto en la industria como en sociedad, mismas que si logran encausarse adecuadamente, podrían iniciar una revolución mediática, social y política.

Nota originalmente publicada en Sectorcine.com