Noma, el mejor restaurante del mundo regresa como un wine & burger bar

«Esta crisis ha expuesto las vulnerabilidades de nuestra industria y ha dejado en claro que volver a la normalidad no es una opción. Para que nuestra industria tenga futuro, debemos repensar cómo funcionan los restaurantes».

Estas fueron las palabras de Marguerite Zabar Mariscal, directora ejecutiva del grupo Momofuku, al anunciar el cierre permanente de dos icónicos restaurantes del grupo. Sin duda la crisis provocada por el coronavirus está lejos de terminar, aún hay cosas que ni siquiera podemos imaginar que sucedan, pero mientras tanto, la creatividad debe abrir el camino en medio de la incertidumbre.

Cuando las puertas de los restaurantes cerraron, el servicio a domicilio creció, y aunque eso no fue suficiente y las perdidas han sido inmensas, la apertura de la economía es esencial para que quede rastro de la «normalidad» y en lugares como Dinamarca, la cuarentena está terminando.

En Copenhague se encuentra noma, considerado el mejor restaurante del mundo en cuatro ocasiones durante los últimos 10 años. Con René Redzepi a cargo, es conocido por su comida experimental, orgánica y de alta cocina. Reservar en noma solía entrar a una lista de espera de meses y el costo aproximado por persona era de 500 dólares.

Así como René sorprendía cada temporada con un menú inimaginable, lo hace ahora al anunciar que noma reabrirá, pero no como lo recordábamos, sino como un wine & burger bar en el que no se aceptan reservaciones y las mesas se dan de acuerdo a la llegada de los comensales.

De acuerdo a René, durante la primera fase de las reaperturas quieren estar ahí para todos, tomar un momento para sanar y qué mejor que hacerlo con una copa de vino y una hamburguesa. Además del increíble golpe económico que todo el mundo sufrió, reabrir de esta manera permite un mayor flujo de dinero, no es lo mismo una copa de vino y una hamburguesa que un menú de alta cocina.

René asegura que se trata de un modelo temporal, que además de permitir mayor distanciamiento social entre las personas y mayor facilidad para preparar los alimentos, ayudará a unir a la comunidad de la ciudad. Después de eso noma regresará a su modelo convencional, pero el futuro depara cualquier cosa y quizás esto funciona y eventualmente podamos probar una deliciosa hamburguesa noma.