Smell

Remedios naturales que puedes tener en tu jardín

Durante siglos, las personas han utilizado una amplia variedad de plantas para tratar todo tipo de enfermedades. De hecho, puede sorprenderte saber que hay una gran cantidad de plantas y hierbas terapéuticas disponibles que puedes usar para tratar todo, desde dolores de cabeza hasta infecciones.

Si estás buscando una forma más saludable de tratar algunos de tus problemas de salud, mientras disfrutas de cuidar un hermoso jardín, las plantas medicinales que puedes cultivar tú mismo son una excelente alternativa a tomar medicamentos. Simplemente seca tus hierbas y crea tu propia farmacia natural.

A continuación presentamos algunas de las plantas y hierbas medicinales más populares que puedes cultivar en tu propio jardín. ¡Manos a la obra!

Aloe Vera

Remedios naturales que puedes tener en tu jardín - aloe-vera-1024x694

Esta planta es famosa por su capacidad para aliviar el dolor asociado con todo tipo de quemaduras y afecciones en la piel. Lo único que tienes que hacer es cortar la hoja para aprovechar el gel, aplícalo sobre el área afectada y verás como alivia el dolor y promueve la curación.

Utilizado internamente como jugo de Aloe Vera, también puede ayudar a aliviar los síntomas asociados con el estreñimiento, la colitis ulcerosa y los problemas digestivos.

Romero

Remedios naturales que puedes tener en tu jardín - romero-1024x694

Comúnmente esta hierba se utiliza para aumentar el sabor de las aves y otros alimentos, pero también tiene muchos beneficios para la salud. Sus agentes antioxidantes ayudan a estimular la circulación sanguínea, reducir la inflamación y desintoxicar el cuerpo.

También puede ayudar a proteger el cuerpo de las infecciones bacterianas. y curar muchas afecciones de la piel así como para prevenir signos de envejecimiento prematuro. Además, el aceite esencial de romero se usa en aromaterapia para aumentar la memoria y mejorar el estado de ánimo.

Manzanilla

Remedios naturales que puedes tener en tu jardín - manzanilla

El té de manzanilla puede ayudar a aliviar el estrés, la ansiedad y la depresión, te relajará y hará dormir mejor. Esta hierba también relaja los músculos, alivia el malestar estomacal y puede tratar el síndrome de intestino irritable.

Además, reduce la hinchazón y la inflamación, por lo que también puede ayudar a aliviar los síntomas de alergia. Puede utilizar la manzanilla para lograr una piel sana y desvanecer las ojeras bajo los ojos.

Menta

Remedios naturales que puedes tener en tu jardín - menta

Utilizada frecuentemente en la coctelería y algunas recetas por su aromático sabor, la menta puede aliviar problemas estomacales y ayudar con la congestión nasal, flema e irritación de garganta.

Valeriana

Remedios naturales que puedes tener en tu jardín - valeriana

La valeriana es uno de los tranquilizantes naturales más conocidos. Utilízala para tratar problemas de sueño y aprovecha su efecto sedante y relajante.

Prepara una infusión con su raíz triturada y seca para tratar dolores musculares, de cabeza, cólicos e insomnio.

Hierbabuena

Remedios naturales que puedes tener en tu jardín - hierbabuena

La hierbabuena ayuda al sistema digestivo y es una buena fuente de calcio, potasio y vitamina A, B y C. Frotar las hojas trituradas sobre la piel puede ayudar a aliviar el dolor muscular.

Esta hierba también puede aliviar las náuseas, eliminar gases, reducir la fiebre, reducir los síntomas del SII e inhibir el crecimiento bacteriano.

Lavanda

Remedios naturales que puedes tener en tu jardín - lavanda-1024x694

La lavanda tiene un aroma que ayuda a relajarse y mejorar la calidad de sueño. Usa las flores secas para hacer té, este puede aliviar la indigestión, dolor de cabeza, migraña y definitivamente, te ayudará a dormir mejor.

Si agregas la infusión a tu shampoo puede ayudar a eliminar la caspa. Agrégalo también a cremas, sales de baño y jabones para un baño relajante.

Caléndula

Remedios naturales que puedes tener en tu jardín - calendula

La caléndula tiene varios beneficios para la salud. Las flores son comestibles y pueden usarse para darle color a las ensaladas, pero además puedes usar esta hierba para tratar abrasiones leves, fiebres, venas varicosas e infecciones.

También ayuda a curar picaduras de insectos y picaduras de abejas (prepara un ungüento y tenlo siempre a la mano).