Los discos que cambiaron la historia del pop

Hace unos meses la canción ultra-viral «Old Town Road» de Lil Nas X, se convirtió en la más rápida en recibir la certificación diamante por la RIAA. Eso significa que sus ventas equivalen a 10 millones de sencillos vendidos.

Esto implica un cambio gigantesco en la manera en que escuchamos música, pues esta canción no sólo lo hizo más rápido que leyendas como Elton John u otros artistas del momento como Justin Bieber; Lil Nas X ganó popularidad porque su canción sirvió para que millones de adolescentes hicieran videos en tik tok.

Esto deja claro cómo es que el pop ha cambiado en los últimos años, cómo los artistas hoy nacen por plataformas de entretenimiento a diferencia de hace décadas. ¿Cómo llegamos a esto? El pop –de popular– siempre ha sido el género dominante, pero hay discos que han transformado la manera en que lo escuchamos y disfrutamos, estos son algunos de esos álbumes.

The Beatles – Revolver

Durante el apogeo en la carrera de la banda más importante de la historia, experimentaron con LSD y se adentraron en las culturas orientales. Al mismo tiempo grabaron Revolver, que a diferencia de sus discos anteriores, tenía una experimentación nunca antes escuchada en una banda con tal éxito comercial. Lo que los Beatles hicieron, fue un parteaguas en la manera en que escuchamos música, incluso hoy.

Marvin Gaye – What’s Going On

El pop siempre ha tomado recursos de otros géneros, sobre todo del R&B, el soul y el blues. El artista Marvin Gaye vivió eclipsado por otros cantantes –sobre todo blancos– hasta que lanzó What’s Going On, un disco conceptual en el que el funk es la línea argumental para narrar una historia acerca de los problemas que sufría la gente que era reclutada para pelear en Vietnam. Esta es la mezcla perfecta entre el fondo y la forma, un disco con ritmo que demostró que se puede hablar de temas importantes sin perder calidad.

Michael Jackson – Thriller

Michael Jackson cambió el pop desde que era un niño y lo hace incluso el día de hoy. Su legado es incomparable, pero el lanzamiento de Thriller el 30 de noviembre de 1982 es el punto más grande en la lista de todos los cambios que el rey del pop trajo. Jackson redefinió el pop, usó guitarras de las mejores bandas de rock para sus canciones y convirtió los videos musicales en el medio que definiría el resto del siglo XX.

Madonna – Like a Prayer

Así como Michael Jackson, Madonna hizo lo suyo con su cuarto disco de estudio. Después de ser la chica mala del pop, la atrevida y la que llamaba la atención, demostró que era mucho más que una cara bonita y una estrategia de mercadotecnia. Like a Prayer es el disco con el que los críticos comenzaron a ver el verdadero potencial de una estrella, algo que ya era obvio, pero que tomó años en que la gente lo entendiera.

Britney Spears – …Baby One More Time

Britney no sabía lo que le esperaba cuando a los 17 años lanzó su primer disco de estudio. Este supuso una ruptura con todo lo que existía antes. En el apogeo de Mtv a nivel mundial, ella se convirtió en algo más grande que una estrella. Tal vez no sea considerada una artista en forma como Madonna o Michael Jackson, pero ella vivió –aún siendo adolescente– el acoso de los paparazzis y un éxito mediático que tuvo eco en todo el mundo. Canciones como …Baby One More Time o You Drive me Crazy hoy son himnos a nivel mundial.

Lorde – Pure Heroin

El siglo XXI ha tenido muchas estrellas del pop, pero todas han seguido una línea un tanto predecible –inglesas o estadounidenses que desde pequeños han estado bajo los reflectores, por eso cuando una adolescente de 17 años proveniente de Nueva Zelanda se convirtió en una sensación a nivel mundial, significaba algo revolucionario. El pop de Lorde es mucho más minimalista y artesanal –por lo menos en su disco debut– que el de otras cantantes, tanto que fue de esas estrellas que primero brilló en las listas de música independiente antes de ser la sensación de los medios más grandes.