Disco de la semana: «Bangerz» de Miley Cyrus

Destiny Hope Cyrus, ha estado en la cima desde su álbum «Bangerz», pero saltó a la fama a principios de 2006, cuando Disney Channel estrenó la serie de televisión Hannah Montana, en donde Miley protagonizó al personaje principal con el mismo nombre de la serie. Y fue de la noche a la mañana la fama que generó un gran éxito a nivel mundial convirtiéndose en icono de toda una generación de adolescentes.

Después de su éxito con Hannah Montana, Miley decidió que era buen momento para mostrarse al público con su verdadero yo, debutando como Miley Ray Cyrus la cual a pesar de verse involucrada en tantos escándalos debido a su liberación y completa transformación, hoy sigue siendo una de las cantantes más exitosas y queridas del mundo.

La versión Deluxe de Bangerz es la versión explícita y sin radio edición. El álbum físico incluía stickers diseñados por la cantante y fue el reflejo de la completa transición de good girl a la Miley libre, despreocupada, poderosa que todos conocemos al día de hoy.

Luego del icónico momento durante los MTV Music Video Awards de 2013 en el que vimos a Miley Cyrus haciendo twerk a Robin Thicke durante una actuación en la que ambos participaron, marcó un antes y un después en la vida de la cantante y no por las opiniones y comentarios negativos, sino por las declaraciones que ella compartió después de eso. «La razón por la que fue lo mejor que me ha pasado en la vida es que me di cuenta del poder que tenía»- Miley

Una de las canciones más queridas del álbum fue «Wrecking ball» y el video oficial. Donde se muestra desnuda por completo (y no nada más nos referimos a la falta de ropa, sino al desnudo sentimental) que nos mostró a una Miley vulnerable pero muy fuerte y dispuesta a salir adelante de cualquier cosa que la lastimase.

Bangerz es la prueba de que las transformaciones pueden aparecer en el momento de nuestra vida que nosotros decidamos. Y como se presenta en el video de «We Can’t Stop», siempre es bueno disfrutar de la vida, cometer errores y aprender de ellos; recordando que no siempre vamos a ser las mismas personas de siempre.