Must Watch

¿Qué diferencias hay entre una serie y una telenovela?

¿Qué diferencias hay entre una serie y una telenovela?

Muchas veces se puede pensar que la telenovela es algo exclusivamente de los países latinoamericanos, o que se trata de un género televisivo que demuestra inferioridad en comparación a la serie de televisión. Muchas veces, también, se han llamado erróneamente series a las telenovelas y viceversa, a tal punto que pareciera una necesidad tener una guía básica para diferenciar una de la otra y apreciarlas de manera distinta.

Lee también: Las series mexicanas en Netflix que ya deberías haber visto

La realidad es que esa guía no existe y en tiempos en donde la creación y difusión de contenido es cada vez mayor y en donde las prácticas televisivas son cada vez más mezcladas, las diferencias entre ambas son cada vez más borrosas. Sin embargo, como un esfuerzo para tratar de identificar a cada una de ellas antes de que sea imposible, hemos creado una serie de puntos que pueden decirte si lo que estás viendo es una serie de televisión o una telenovela:

El tiempo de duración y su distribución

¿Qué diferencias hay entre una serie y una telenovela? - law-and-order-1024x694

La naturaleza de las telenovelas es ofrecer un medio para vender productos. De ahí que sea llamada soap opera en inglés, pues en sus inicios eran historias patrocinadas por marcas de jabón enfocadas a las amas de casa y, hasta la fecha, son el horario más costoso para pasar comerciales en televisión. Por ello, una telenovela no cuenta con una limitación de tiempo fija en cuanto a duración total, a diferencia de las series en donde su tiempo de vida se divide en temporadas. Una telenovela puede tener muchísimos capítulos sin interrupciones (“Mundo de Juguete” tuvo 605), mientras que una serie podrá lograrlos a través de varias temporadas y el tiempo de espera entre éstas es mucho mayor (“La Ley y el Orden: Unidad de Víctimas Especiales” lleva más de 400 y continúa al aire).

 

Fecha de emisión

¿Qué diferencias hay entre una serie y una telenovela? - luis-miguel-serie-1024x694

Debido a su nacimiento comercial, las telenovelas se transmitían —y hasta hoy en día— todos los días con excepción de los fines de semana. Sin embargo, y dado que las series de televisión ponen más atención al producto que a la publicidad,
éstas suelen transmitirse una vez por semana. Incluso en tiempos de streaming, muchas series estrenan capítulos un día específico, mientras que las telenovelas corren mucho más rápido. En Netflix, cada capítulo de “Luis Miguel: la serie” se
transmitía cada domingo, mientras que la totalidad de “José José” se pudo ver desde el primer día. También, cada episodio de “Better Call Saul” llega en un día especial. Esto, sin embargo, está cambiando pues cada vez es más común ver series que lanzan todos sus capítulos en plataformas desde el primer día. Los días específicos se respetan en mayor medida por las cadenas de televisión.

 

Lee también: Así fue como “Seinfield” revolucionó las series de los 90s

 

Episodios

¿Qué diferencias hay entre una serie y una telenovela? - carrusel-novela-1024x694

Para una serie de televisión como “Atlanta” o “Louie”, los episodios pueden ser pequeños experimentos en sí mismos. Es decir, pueden formar parte de una narración más grande pero no necesariamente continúan aquello que su predecesor dejó inconcluso. Sin embargo en las telenovelas esto no sucede. Su naturaleza exige que su narración sea inmediata y que cada uno de sus capítulos sea una continuación precisa del anterior. Una reproducción de los tantos capítulos de “Carrusel” basta para ver cómo cada uno inicia casi exactamente en donde el anterior se quedó.

 

Atención a los detalles

¿Qué diferencias hay entre una serie y una telenovela? - lost-serie-1024x694

Las series de televisión han sido muchas veces comparadas con cine y no es ninguna sorpresa. Mientras los tiempos veloces de la grabación de una telenovela son la causa de que escatimen en detalles como locaciones, valores de
producción y hasta escritura, los periodos de espera entre una temporada y otra en las series brindan la oportunidad para que sean más detallistas (algunos capítulos de “Lost” o “Sense 8” son tan espectaculares como cualquier película).
Las telenovelas utilizan el primer y el último episodio para arrojar sus mejores armas de producción porque son aquellos que de verdad interesan en términos de espectacularidad (muchas telenovelas empiezan y terminan con una gran fiesta en un lugar lejos de sus locaciones tradicionales), mientras que en las series éstos pueden aparecer en cualquier capítulo de cualquier temporada.

 

Lee también: Las series que, aunque pase el tiempo, nunca nos cansaremos de ver

 

Estilos de Actuación

¿Qué diferencias hay entre una serie y una telenovela? - the-sopranos-1024x694

No es ninguna novedad que las telenovelas tienden a ser mucho más melodramáticas que las series de televisión y esto tiene una explicación. Dado que las originales soap operas estaban dirigidas a las amas de casa, la creencia dictaba que si había mayor drama habría mayor atención y por ende los comerciales funcionarían mejor. Las actuaciones de las telenovelas son más excesivas y menos apegadas a la seriedad actoral formal (“Maria la del Barrio” o “El Premio Mayor” son claras muestras). Las series, por otro lado, y gracias a su clara intención de apegarse más a las prácticas del cine, son todo lo contrario. En series clave como “The Wire” o “Los Soprano” las actuaciones son casi tan impecables como en cualquier película nominada al Oscar.

 

Estas son solo algunas claves para diferenciar una telenovela de una serie de televisión, pero cada vez son menos útiles. Con la libertad que ofrece un mundo lleno de espacios para crear contenido, las telenovelas se disfrazan de series y las series de telenovelas sin siquiera pensarlo. No es que una sea mejor que la otra, ni que las series tengan más valor que las telenovelas, sino que las dos se gozan a su manera. El ver “Cuna de Lobos” o “Mad Men” es una experiencia que definitivamente hay que disfrutar.