See

Banco Chinchorro: tu próximo destino de buceo

Banco Chinchorro es una isla coralina en el medio del caribe, considerada la más grande de México con 46 kilómetros de largo y 15 kilómetros de ancho. Tiene una laguna en su interior que se comunica con el mar. Ubicado a 24 kilómetros de la costa sur de Quintana Roo, es el hogar de numerosas especies.

Lee también: Parques acuáticos naturales en México que puedes visitar

Si eres un amante de la naturaleza, del mar y haces de tus viajes una aventura, este destino tiene que ser el próximo en tu lista. Te vamos a decir cómo llegar a este paraíso y disfrutar de una de las inmersiones de buceo o snorkel más impresionantes de tu vida. La fórmula incluye un yate en el que no sólo descubrirás esta esquina del Caribe, si no te tratarán como rey.

La Caracola es el nombre del yate que te llevará a Chinchorro, parte de Mar Adenrto Luxury Diving. La salida es del muelle de los pescadores de Mahahual. La salida se planea a las 7:00 am para que veas salir el sol a bordo de este SeaRay de 42 pies. Por lo general, la travesía dura dos horas.

Lee también: Vive una experiencia galáctica en Grand Velas Los Cabos

En el camino la marinera, que dobla como hostess, ofrece cereales al gusto: con sin fruta/s, con sin yogur, con sin miel. Los alimentos que sirven en el día tienen en cuenta las preferencias, así que, si eres vegetariano o vegano, no dudes en decirlo.

Si eres buceador certificado empezarás a sentir la adrenalina al escuchar el briefing de la primera inmersión. Comúnmente las opciones elegidas son Solrac Superestar y Babilonia. Este sitio recibe su nombre por ser un muro que comienza a los 19 metros para descender hasta pasados los 35 y que está decorado por numerosas especies de coral y de esponjas hasta el punto de recordar a los famosos Jardines Colgantes.

Lee también: Presidente Intercontinental Cozumel: un oasis del descanso en el Caribe

Y si no eres buceador hay opción de hacer un tour de snorkel en el ribete de la laguna. El fondo lo tienes de uno a cinco metros, por lo que vas a poder admirar las cabezas de coral y toda su vida. Además, a diferencia del buceo, tendrás más facilidad para encontrarte con alguna tortuga carey o caguama. Tampoco será extraño que algún inofensivo tiburón gata se te acerque. Pocos lugares ofrecen tanto al nivel de las olas.

¿Suena atractivo, no? Puedes encontrar más información aquí.