5 formas de sentir un nuevo comienzo (aunque todo siga igual)

Cada año, vemos el 1 de enero como un símbolo de un nuevo comienzo y una oportunidad de por fin lograr nuestro mejor año. Y la verdad, esa mentalidad se siente más urgente que nunca este año. Después del año pasado, necesitamos una forma de sentir que podemos volver a empezar.

Desafortunadamente, los eventos de 2020 no desaparecieron cuando empezó el 2021. La pandemia continúa y las crisis con las que cerramos el año, también siguen presentes. Pero esto no significa que no podamos ver el año nuevo como una página en blanco. Es importante ver este momento como un nuevo comienzo aunque las cosas allá afuera parezcan seguir igual. Te damos estos consejos que pueden ayudarte a sentir el clean slate a nivel interno y diseñes tu mejor año.

5 formas de sentir un nuevo comienzo (aunque todo siga igual) - nuevo-comienzo-1

Examina tus lecciones del 2020 y lo que ya no sirve

Encuentra qué aprendiste y qué te ayudó a sobrellevar el 2020 y tráelo a este año. Ya sea escribir un diario, hornear pan, limitar las noticias o empezar terapia (o todo lo anterior). Continúa cultivando esos hábitos y busca si hay más cosas que quisieras probar. También, examina lo que no funciona en tu vida en este momento. Relaciones, patrones de pensamiento o hábitos particulares que sientes que deberías dejar ir. Escríbelos y quema el papel como símbolo para dejarlos en el pasado.

Crea una afirmación positiva

Seguimos en un momento donde es difícil hacer planes, por lo que hacer intenciones o propósitos puede sentirse inútil. Si lo sientes más fácil, trabaja con una afirmación positiva. Piensa: ¿Qué tipo de mentalidad me llevaría todo el 2021 sin importar lo que pase?. Puedes empezar con una palabra como «fuerte», «seguro», «positivo», «generoso», «tranquilo», y convertirlo en una declaración de «yo soy» para crear una afirmación. Lleva esta afirmación contigo, repítela cada mañana, escríbela en tu agenda, haz un post it para tu espejo, etc y lleva esa actitud contigo.

Ponte un reto

Ponerte un reto o meta que puede darte el impulso que perdiste para finales del año pasado. Perdimos el control sobre muchas cosas, pero ahora sabemos cómo manejar muchas otras y es momento de ponerse algún reto que sí podamos controlar. Concentrarse en él ayudará a que el nuevo año se sienta como un nuevo comienzo con más posibilidades. Piensa en algo que te intimide un poco como aprender un instrumento, bajar tu tiempo al correr, comenzar a pintar, aprender ajedrez; encuentra algo que te haga sentir bien.

Redecora o limpia algún espacio

El cambio y/o limpieza de algún lugar de casa puede tener efectos increíbles en nuestro estado de ánimo. Prueba un poco de Marie Kondo para «spark joy» en tu entorno y deshacerte de lo que ya no necesitas. Reordena tu clóset, espacio de trabajo, cocina, etc. Esto ayudará a traer nueva energía al espacio y lo hará sentir más liviano y brillante, como un nuevo comienzo.

Regresa (cuidadosamente) a tu vida social

Para el final del año pasado, alucinábamos Zoom y Facetime. Las reuniones virtuales con amigos terminaron siendo reemplazadas por tiempo extra de televisión y nos fuimos encerrando en una burbujita. Pero cuidar de nuestro sistema de apoyo social es súper importante para mantenernos de buen humor y conectados. Hasta que las reuniones en persona sean seguras, procura usar la tecnología para acercarte lo más posible a otros.Ve a correr a un parque o camina por una calle donde veas a otras personas. Esto tendrá un efecto positivo en su estado de ánimo y bienestar.