Smell

Descubre si estás listo para ser vegano con este programa

Dicen que necesitas 21 días para crear un hábito. Y si eres de los que la idea de convertirse en vegano ya le ha rondado la cabeza por algunos meses, posiblemente es momento de probarlo por unos días. Los hábitos de comer limpio siempre son de los principales en nuestra lista de propósitos, y también de los más complicados de cumplir.

Lee también: Así puedes reemplazar tus proteínas animales por veganas

Una dieta basada en plantas puede ser el secreto para aumentar tu energía, mejorar la salud, y además ayudar a salvar nuestro planeta. Si vas a hacer la prueba, deberás observar cómo te sientes y si se ajusta a tus actividades. Recuerda que una dieta no puede alterar tu vida por completo. Aquí está una pequeña guía para probar el veganismo por 21 días y decidir si estás listo para hacerte llamar vegano.

Descubre si estás listo para ser vegano con este programa - vegan-21-days

Así es cómo podrías hacerlo: no es necesario que seas vegano hardcore para obtener los beneficios para el medio ambiente o la salud. Ni tampoco tienes que dejar todo de un día para el otro. La clave es simplemente comer menos carne de res, pollo, cerdo, pescado, huevos y productos lácteos, y hacer que la mayoría de tus alimentos sean plantas, incluidas las proteínas de origen vegetal, como los frijoles y las nueces.

Lee también: ¿Vegan life? Tenemos la guía de restaurantes veganos en la CDMX

Cómo hagas esta transición depende de ti. Quizás tengas días o semanas veganas, o sólo comes vegano antes de las 6 p.m., o sigues una verdadera dieta mediterránea, en la que la carne juega un papel pequeño. Hay muchas opciones dietas y autores sobre esto. Pero lo que sea que elijas, sentirás la diferencia casi de inmediato y debes cumplirla por 21 días consecutivos.

La variedad de tus recetas es infinita, hay muchos planes y listas que puedes consultar para darte ideas. Pero la idea principal ya la conoces. Tu regla es la siguiente lista para cada comida por tres semanas.

Desayuno
– 1 porción de proteína
– 1/3 porción de grasa (5g)
– 2 porciones de granos integrales (cereales)
– hasta 2 porciones de vegetales
– 1 porción de fruta

Comida
– 2 porciones de proteína
– 1/3 porción de grasa
– 2 porciones de granos integrales (cereales)
– hasta 2 porciones de vegetales

Cena
– 2 porciones de proteína
– 1/3 porción de grasa
– 2 porciones de granos integrales (cereales)
– Hasta 2 porciones de vegetales
– 1 porción de fruta

Snacks
– 2 porciones de proteína
– 1 porción de vegetales
– 1 porción de fruta

 

Lee también: Así cambiaría el mundo si todos fuéramos veganos

 

Ejemplos de tamaño de porción

1 porción de proteína = 1⁄2 taza de frijoles cocidos o tofu, o 1 taza de leche de origen vegetal rica en proteínas, o 2 cucharadas de nuez o mantequilla de semillas.
1 porción de grasa = 1 cucharada de aceite vegetal o aderezo para ensaladas, o 1⁄2 aguacate, o 20 aceitunas.
1 porción de granos integrales = 1⁄2 taza de quinoa o arroz cocidos, o 1⁄2 taza de pasta integral cocida, o 1 rebanada de pan integral, o 1 taza de cereal integral.
1 porción de verduras o frutas = 1 taza de verduras crudas frondosas, o 1⁄2 taza de verduras frescas o cocidas, o 1 manzana pequeña o naranja, o 1⁄2 taza de jugo de fruta sin azúcar, o 1⁄4 taza de frutos secos.

También puedes ver cómo reemplazar las proteínas animales por veganas aquí.