Visitamos Yoshimi en su reapertura y aquí te contamos todos los detalles

Yoshimi tuvo su reapertura luego de permanecer cerrado bastantes meses por la pandemia para regresar mejor que nunca. No podrían haber elegido mejor momento ya que durante la primavera se celebra en Japón el Festival de los Cerezos en Flor, un momento de contemplación para todos los amantes de la cultura japonesa. Partiendo de la belleza y espontaneidad de la vida cómo reflexión de esta flor y así como los cerezos también llega Yoshimi para volver a conquistar nuestro paladar con sus platillos llenos de toda una explosión de sabores.

Ahora que no solo su comida te transporta a Japón, desde que llegas toda la ambientación del lugar te hace sentir como si estuvieras viviendo en Japón de verdad. Esto hace que no solo sea una experiencia para tu paladar, sino sensorial completamente, desde la música tranquila, las bebidas típicas, visualmente es toda una maravilla ya que tiene muchos guiños a referencias de la cultura de Japón haciendo que cuando vayas seguro te encuentres a un par de japoneses dejando en claro que aquí se respeta lo tradicional pero con un toque minimalista que lo hace lucir muy acogedor para sus comensales.

Ubicado en el hotel Hyatt Regency Mexico City, se le da la bienvenida también a la chef Miriam Moriyama, sushiwoman pionera en Latinoamérica y todo un orgullo y ejemplo para más mujeres ya que en Japón se sigue luchando con romper con prejuicios de mujeres en la cocina al momento de preparar sushi. Miriam llega para enaltecer la tradición y vanguardia de Japón empoderando también a más mujeres para que se animen a adentrarse en el mundo de la cocina.

Guiando a Yoshimi con ayuda del método Kaizen el cual es una filosofía japonesa en la que las personas se basan en realizar pequeñas acciones que generen un cambio para fomentar una mejora continua. Partiendo de esto, Yoshimi transformó su experiencia, preservando sus raíces para ofrecer a las personas una cocina tradicional como lo han identificado desde hace varias décadas como un referente culinario de la Ciudad de México cuando se habla de comida japonesa.

Luego de bastante tiempo, Yoshimi reabre sus puertas con una atmósfera renovada respetando sus orígenes, los sabores y las propiedades de los ingredientes mediante una depurada que hizo que se lograra algo aún mejor. Además que pese a que ya se comienza a salir poco a poco, sus instalaciones son un buen amigo conservar la sana distancia ya que los diseños del restaurante hace que se pueda tener cada quien su espacio.

Para la transformación de Yoshimi se centró en la revitalización de la arquitectura y el diseño interior que fue comisionado por el estudio de Akira Kameta Miyamoto. Plasmando la cultura japonesa a partir de tres pilares elementales: la sencillez, la armonía y la reinterpretación fiel de la cultura nipona para darle ese toque especial, conservando el emblemático jardín zen, un salón principal, una barra de sushi, salones privados y un corredor que los comunica y en donde son exhibidas piezas de cerámica tradicional japonesa.

Nosotros pudimos probar varios platillos pero unas de nuestras recomendaciones para cuando vayas es el Martini de Lychee, también un nabayaki udon que son unos deliciosos fideos gruesos con pollo, huevo, alga , pasta de pescado y tempura de camarón, será completamente una explosión de sabores en tu paladar, el helado de té verde también es un básico en tu visita. ¡Realmente el problema será poder elegir que pedir! Te dejamos la página para que te sigas informando de sus novedades y reserves, solo da clic aquí.