Un café muy especial…

Por Regina Lázaro.

Hay algunas cosas en la vida que han sido creadas para combinarse como las galletas con la leche, el espagueti con albóndigas y, por supuesto, el whisky y el café. Quizá esta mezcla suene inaudita, lo cierto es que Whisky Barrel Coffee obtiene lo mejor de dos grandes bebidas para crear un licor dulce y ardiente.

Los granos de café se añejan junto con el whisky en barricas que están impregnadas del licor que es ligeramente aromático y acaramelado, después son asados ​​en un horno europeo para ser almacenados en botellas personalmente selladas y que podrán tenerse en casa para disfrutar de un delicioso café con un sabor único. Cabe mencionar que todo el proceso es hecho a mano utilizando técnicas de la vieja escuela, por lo que cada grano es único en forma y tamaño.

Sólo un sorbo basta para degustar todo el sabor del cautivante whisky añejado y la sutil esencia del café. Por lo que la empresa crea una bebida única e innovadora que ha sido diseñada para ampliar la experiencia que implica disfrutar de un café en un momento que sugiere la compañía y complicidad.

SíguenosTwitter / Facebook / instagram