Lecciones que nos dejó Sex Education para ser mejores personas

Sex Education esta de regreso con su tercera temporada y todo el mundo parece bastante feliz y emocionado por saber el final de cada personaje. La realidad es que cada uno tiene una historia enorme que parece estar lejos de su final. Por eso, entre que se confirma una nueva temporada, te compartimos algunas lecciones que aprendimos durante el camino. ¡Sin duda una serie necesaria para la juventud y hasta para que los padres entiendan a sus hijos.

Empezando con ser una serie que en todo momento da un giro inesperado dejando ver la parte más vulnerable de cada personaje. Es momento de hacer un maratón si aún no viste la serie o de recordar estos momentos memorables que no vas a querer dejar atrás. ¡te compartimos los motivos.

Sororidad real

Aprendimos la importancia que tiene el unir fuerzas como mujeres para apoyar a una amiga cuando se necesita, sin duda la escena más memorable de todas las temporadas ha sido cuando todas las chicas dejan de lado sus diferencias y se unen para una causa especial. Demostrando que juntas se pueden convertir en invencibles si usan todo lo positivo para hacer la diferencia. Una escena que conmueve a muchos, siendo ese claro recordatorio de la importancia que tiene poder estar para una amiga buenas y malas. Simplemente haciendo saber que hay alguien. Sex Education es de las pocas series que muestra un feminismo real sin verse forzado o mal intencionado, como mujeres poderosas que rompen con estereotipos y luchan por un mundo mejor.

No decir «te amo» si no es real

Un momento que nos destrozó el corazón en la tercera temporada, fue ver cómo Otis no correspondía al amor de Ruby. Siendo una pareja muy deseada por los fans desde la temporada pasada. Lejos de quejarnos por no dejarlos juntos, es un recordatorio sobre la importancia que tiene ser como Otis y dejar claro cuando queremos a alguien o no, es más doloroso seguir una farsa que tarde o temprano se va caer, es mejor ir de poco a poco y cuando se este seguro, hablarlo, nada de aferrarse a lo inexistente o banal.

Afecto entre amigos

Otis y Erick son el claro ejemplo de la amistad que todos soñamos, no temen de mostrarse tan cual al darse afecto y siempre escuchar al otro. Buscando lo mejor para cada uno y aconsejando cada día al otro para no terminar heridos. Son esa amistad que normaliza mostrar el cariño entre hombres sin que se vea como algo malo y es algo que realmente se necesita para romper con estereotipos y mostrar que los hombres también pueden verse «sensibles»

Primero van nuestros sueños…

El personaje de Maeve ha sufrido mucho en cada temporada pero al mismo tiempo hemos conseguido ver una madurez enorme en su personaje. Demostrando que ningún hombre vale tanto la pena cuando se interpone a cumplir nuestros sueños. Ya habrá tiempo después, por ahora es tiempo de inspirarse en ella y encontrar eso que nos apasione para lograr cumplir grandes metas que siempre soñamos.

Diversidad

En la tercera temporada conocimos a 2 personajes no binarios y no podríamos estar más encantados con la idea, es tiempo de que los jóvenes normalicen que cada persona es diferente y está BIEN. Es una serie que le ayudará mucho a los pequeños a descubrir que está bien sentirse diferente, se vale saber o no tener idea de lo que quieras hacer o como te defines, lo que importa es demostrar que cada vez somos una sociedad más libre que no se apena de hablar con lenguaje inclusivo o demostrar que todos somos hermosos.

No hay que normalizar la violencia

Hay una escena que nos puso la piel chinita cuando la mamá de Otis le da terapia a Aimee luego de su agresión sexual y ella se siente culpable por haberle sonreído a su agresor a lo que Jean le responde «¿el haberles sonreído a desconocidos, los lleva a agredirte? Escucha, lo que ese hombre te hizo en el autobús, no tiene nada que ver con tu sonrisa, ni tú personalidad, solo tiene que ver con él y de ninguna manera es tu culpa, entiendes?» un mensaje claro y poderoso para que ninguna mujer se sienta culpable, al contrario, se debe alzar la voz.

Todos somos buenos en algo

Adam se llevó la tercera temporada, luego de ser odiado las temporadas pasadas, parece que por fin tuvo un giro inesperado en el que todos nos vimos reflejados sobre el pasado. ¿Recuerdas esos días de escuela en los que te sentías torpe en todo? Pues parece que el personaje de Adam demostró que todo cambia en el momento que uno confía en sí mismo y se decide a intentar cosas buenas. Cada persona tiene un don especial, no hay persona que sea mala en todo. ¡Gran mensaje sobre amor propio!

Explora tu sexualidad

Estamos seguros que si series como Sex Education hubieran existido en el pasado, muchos jóvenes se hubieran podido identificar y aprender mucho en el camino. Lamentablemente no fue así, lo que nos queda es fomentar que tanto padres como hijos vean la serie para que aprendan sobre cómo se pueden sentir los chicos al pasar por una etapa en la que es primordial explorar su sexualidad. Si, así como lo lees, no debe hablarse del tema como si fuera algo malo, siempre y cuando sea con responsabilidad, es importante normalizar que cada cuerpo es especial.