5 sentimientos que no podemos describir pero siguen presentes

Todos alguna vez hemos experimentado muchos sentimientos a la vez, esos que por más que se traten de explicar no se puede. Todas esas emociones llenas de tanto por decir pero que lastimosamente no sabemos por dónde comenzar o terminar. No se trata de nada malo, simplemente que hay veces en las que aunque uno quiera expresarse, es casi imposible lograrlo, se requiere de poner en contexto varias cosas a la vez y eso nos hace sentir extraños ya que aunque no tiene un nombre en concreto, son sentimientos que seguro todos hemos vivido en algún punto. de nuestra vida y un claro ejemplo de lo hermoso que es estar vivos y poder experimentar cada sensación buena o mala.

Partiendo de que las emociones son un estado de ánimo que va determinando como se siente alguien en su día a día, por ejemplo, cuando estamos felices, tristes, enojados o experimentamos algún sentir que nos causa preocupación, todo absolutamente todo se puede ir relacionando con lo anterior, partiendo de las cosas que nos gustan, disgustan o esas que nos causan sorpresa. En muchos casos hay cosas que vivimos que no logramos encontrar un significado a eso, así que no te sientas extrañado, si te ha pasado seguro te vas a identificar, te compartimos algunas cosas que no se pueden definir y nosotros hemos ido reinterpretando al paso de los años.

5 sentimientos que no podemos describir pero siguen presentes - sabrina-38

Cuando sientes que no disfrutaste lo suficiente una canción y la repites

Una de las sensaciones que nunca falla, piensa tan solo en esa tarde en la que estabas escuchando una de tus playlist favoritas y de la nada decides repetirla porque sentiste que no le estabas dando la suficiente atención para cantar, bailar o simplemente disfrutarla en cada estrofa, aunque no lo creas, es uno de los sentimientos mas repentinos que todos tenemos. Recuerda que siempre es un buen momento para volver a escucharla y hacerle reproducción a tu artista favorito mientras ahora si gozas de escucharla como se debe.

Cuando dices ya no estar enamorado pero…

Ok, es una de las emociones crueles que nos juegan en contra en la mayoría de las veces, cuantas veces no hemos querido olvidar a alguien por indeciso o indecisa, piensas que ya superaste a esa persona, sigues con tu vida y de la nada aparece haciendo que sientas muchas dudas, enojo pero también emoción o hasta estrés por no saber como manejar la situación. Es algo recurrente que es inevitable cuando se le tiene mucho cariño a alguien pero en esos momentos realmente cuestionarse si vale la pena esa persona o es mejor calmarse y una vez con los pies en la tierra, tal vez sea mejor continuar.

Ver a tu mamá

Muchos tal vez piensen que se le conoce como amor a este sentir, la realidad es que va más allá, es una mezcla entre calidez, seguridad y tranquilidad de poder estar en una especie de lugar seguro. Va de la mano con el amor ya que te muestras tal cual eres y buscas ser esa mejor versión propia pero al sentir tantos sentimientos positivos a la vez, puede resultar retador si no eres de los que muestran tanto afecto en la mayoría de las veces.

Acariciar a tu mascota

Tal cual como un apapacho al corazón cuando tenemos días difíciles en los que solo queremos hacernos bolita, llorar todo el día y dormir o comer helado. Casi casi le rogamos a nuestros amigos que nos «tiren a la basura» de lo mal que nos vemos o sentimos, al acariciar a tu mascota seguro es una gran ayuda y soporte para salir adelante y no perdernos en el camino con las cosas malas. Todo lo contrario, es un momento para ti y tu mascota en la que fluye todo de a poco y sientes calidez al sentirte querido por tu mascota.

Cuando recuerdas a alguien y todo es una lluvia de emociones

Y qué decir de cuando recuerdas a alguien que ya no está contigo, tal vez sea en una foto que viste o por algún recuerdo de redes sociales o tu celular, quizá hasta una fecha importante. Aquí todo se complica ya que puede que por un lado extrañes mucho a esa persona pero por otro estés tranquilo de que así tenía que pasar o hasta que sientas nostalgia por aquellos días. No se puede solo sentir felicidad o tristeza, siempre puede ser un remolino de emociones si no se maneja correctamente todo. ¡Deja que fluyas tu como tus emociones poco a poco!