Libros cortos que puedes leer en menos de 2 días

Leer no siempre es fácil, concentrarse en las páginas y sumergirse en una historia que a veces tarda demasiado en enganchar no es como muchos lo indican, no basta con sentarte y comenzar a leer; hay pendientes que nunca terminan, preocupaciones inmediatas, ruido blanco provocado por todo lo que hacemos diariamente y aún así se espera que nos sentemos y comencemos un libro de 500 páginas con personajes que desconocemos.

Sin embargo, hay historias que empiezan de golpe, que no tienen tiempo de llevarte por un tranquilo y reflexivo paseo, sino que te sumergen en la acción y en menos de 250 páginas logran contarte una gran historia.

Tal vez leer nunca es tan fácil, pero estos libros harán lo posible por mantener tu interés y una vez que los termines, serán parte de la motivación para leer otro y otro, hasta que esas largas novelas de 500 páginas sean lo que necesites.

La Metamorfosis – Franz Kafka

«Cuando Gregor Samsa despertó una mañana de un sueño inquieto, se encontró en la cama convertido en un monstruoso insecto».

Tal vez lo tuviste que leer en la escuela, pero este clásico de Kafka es una de las bases de la novela contemporánea y no importa que haya sido publicado en 1915, continúa siendo tan relevante hoy como en ese momento.

Cómpralo aquí.

Llamadas de Ámsterdam – Juan Villoro

«Juan Jesús colocó la tarjeta en el teléfono y marcó el número de Nuria. Escuchó su voz en la contestadora, el tono fresco y optimista con que la conoció, aunque en el fondo sólo conocemos optimistas, ¿quién anuncia sus miserias desde el primer encuentro? No dejó mensaje».

Una novela breve (brevísima) de Juan Villoro que sucede no en los Países Bajos, sino en la colonia Condesa, donde una cabina telefónica es parte del escenario protagónico de esta historia de un amor incompleto. Villoro nos hace cuestionar si no todas nuestras relaciones pasadas son cuentos a medio acabar que pueden, con algo de suerte, retomarse próximamente.

Cómpralo aquí.

Post Office – Charles Bukowski

«Empezó por una equivocación. Estábamos en navidades y me enteré por el borracho que vivía calle arriba, y que lo hacía todos los años, que contrataban a cualquiera que se presentas, así que fui y lo siguiente que me supe fue que tenía una saca de cuero a mis espaldas y que me dedicaba a pasear a mis anchas».

Bukowski es uno de los escritores que se popularizó mucho más gracias a internet, pero aunque veas frases (casi siempre las mismas) en imágenes de Tumblr o en Instagram, no dejes que eso te desmotive, esta es la primera novela del escritor y vale completamente la pena para juzgar porqué es tan popular.

Cómpralo aquí.

La historia de mis dientes – Valeria Luiselli

«Soy el mejor cantador de subastas del mundo. Pero nadie lo sabe porque soy un hombre comedido. Me llamo Gustavo Sánchez Sánchez y me dicen, yo creo que de cariño. Carretera.
Puedo imitar a Janis Joplin después de dos cubas. Sé interpretar galletas de la suerte. Puedo parar un huevo de gallina sobre una mesa, como hacía Cristobal Colón. Sé contar hasta ocho en japonés: ichi, ni, san, shi, ko, loko, sichi, hachi. Sé nadar de muertito.
Esta es la historia de mis dientes».

Valeria Luiselli es sin duda una de las mejores escritoras mexicanas. Esta es (hasta ahora) su novela más divertida. Uno de esos libros que te hará carcajearte en voz alta mientras recorres la historia de Carretera, tan absurda como enigmática.

Cómpralo aquí.

La tumba – José Agustín

«Miré hacia el techo: un color liso, azul claro. Mi cuerpo se revolvía bajo las sábanas. Lindo modo de despertar, pensé, viendo un techo azul. Ya me gritaban que despertase y yo aún sentía la soñolencia acuartelada en mis piernas».

Una novela llena de ansiedad adolescente, pero narrada en la maravillosa prosa de José Agustin. Un viaje existencial que nos hace cuestionar nuestras decisiones, el camino que hemos tomado, los sueños que hemos abandonado y si aún podemos ser quién realmente queremos.

Cómpralo aquí.

We Have Always Lived in the Castle – Shirley Jackson

«Me llamo Mary Katherine Blackwood. Tengo dieciocho años y vivo con mi hermana Constance. A menudo pienso que con un poco de suerte podría haber sido un hombre lobo, porque mis dedos medio y anular son igual de largos, pero he tenido que contentarme con lo que soy. No me gusta lavarme, ni los perros, ni el ruido. Me gusta mi hermana Constance, y Ricardo Plantagenet, y la Amanita phalloides , la oronja mortal. El resto de mi familia ha muerto».

Una novela corta llena de misterio y suspenso que te adentrará en la extraña familia (o lo que queda de ella) Blackwood.

Cómpralo aquí.

Harry Potter and the Philosopher’s Stone – J.K. Rowling

[instragram url=»https://www.instagram.com/p/CAp7GBOg0vx/»]

«El señor y la señora Dursley, que vivía enel número 4 de Privet Drive, estaban orgullosos de decir que eran muy normales, afortunadamente. Eran las últimas personas que se esperaría encontrar relacionadas con algo extraño o misterioso, porque no estaban para tales tonterías».

Tal vez ya viste las películas o por lo menos sabes algo de la historia, pero el primer libro de Harry Potter es corto, divertido y aunque sea para niños, puede atrapar a cualquiera que le dé una oportunidad.

Cómpralo aquí.

Fahrenheit 451 – Ray Bradbury

«Era un placer quemar. Era un placer especial ver cosas devoradas, ver cosas ennegrecidas y cambiadas».

Esta es una de esas novelas que todos conocen y muchos dicen haber leído cuando no es cierto. Con menos de 200 páginas, es un vistazo a un futuro en el que la cultura se ha convertido en más que un chiste y donde no es la censura de un gobierno autoritario, sino la de la propia gente, la que prohibe los libros.

Cómpralo aquí.