Gourmet

Te decimos cómo cocinar perfectamente tu quinoa

Te decimos cómo cocinar perfectamente tu quinoa

La quinoa es un pseudocereal que crece cerca de los Andes en América del Sur. Muy parecido a los granos de trigo, la quinoa se ha convertido en una alternativa muy nutritiva debido a que está llena de fibra, proteínas, vitaminas y minerales, incluido el manganeso, el magnesio y el folato. Los múltiples beneficios para la salud que esta aporta ha hecho que cada vez sean más personas las que buscan incluirla en su dieta.

Lee también: Prueba los mejores quinoa bowls de la CDMX en estos restaurantes

Al igual que el arroz, la quinoa es uno de los alimentos a los que hay que agarrarle la maña para disfrutar por completo de su sabor y consistencia ideal. El método de cocción, la cantidad exacta de agua y el tiempo variará de acuerdo a la cantidad que quieras preparar, pero te aseguramos que estos elementos son esenciales para cocinar perfectamente tu quinoa la próxima vez que lo intentes.

Te decimos cómo cocinar perfectamente tu quinoa - quinoa-300x203

Ingredientes:
– 2 tazas de agua por cada taza de quinoa
– Sal al gusto (alrededor de ¼ cucharadita de sal por taza de quinoa seca)

Lee también: Diferentes formas de preparar la quinoa

Instrucciones:
1. Vierte la quinoa en un colador de malla fina y enjuaga con agua corriente durante al menos 30 segundos. Escurre bien. (Este paso elimina cualquier amargura en el exterior de la quinoa, causada por las saponinas naturales).
2. Combina la quinoa enjuagada y el agua en una cacerola. Lleva la mezcla a punto de ebullición a fuego medio-alto, luego disminuye el calor un poco para mantener un hervor suave.
3. Cocina hasta que la quinoa haya absorbido toda el agua, aproximadamente de 10 a 20 minutos (pequeñas cantidades de quinua estarán listas cerca de 10 minutos; cantidades mayores entre 15 y 20).
4. Reduce el calor a medida que pasa el tiempo para mantener una cocción suave.
5. Retira la olla del fuego, cubre y deja que la quinoa se vaporice durante 5 minutos más. Este paso le da tiempo a la quinoa para lograr una consistencia esponjosa.
6. Retira la tapa y esponja la quinoa con ayuda de un tenedor y sazona con sal al gusto. (Puedes agregarle un poco de aceite de oliva y un diente de ajo para darle más sabor).