Razones por las que nuestras mascotas anticipan nuestra llegada

Nuestras mascotas siempre buscan la manera de estar vinculados con nosotros para sentirse acompañados y conectados. Hay tanto por hacer y decir cuando se trata de estar con ellos, lamentablemente es imposible estar las 24 horas del día con ellos. También se requiere de que cada uno tenga su espacio o cosas por hacer aunque eso no quita que siempre que salgamos y regresemos, nuestras mascotas estén en primera fila para recibirnos ante nuestra llegada.

Tal como cuando te vas de casa por un rato y tus mascotas comienzan a llorar porque saben que te vas, también son muy buenos para poder intuir tu llegada pese a cierta distancia por lo que si quieres comprender un poco mejor de su pensar, te compartimos algunos puntos que nos ayudan a saber como es posible que nuestras mascotas puedan intuir nuestra llegada a la hora que sea. ¡Seguro te vas a sorprender!

Ritmos circadianos

Mejor conocido como su reloj interno, se trata de cuando llegas a la misma hora cada día, ellos se van haciendo a la idea de seguir a sus ritmos circadianos en los que se van planteando el lapso de tiempo que tienen que pasar para poder esperar tu llegada. Es una forma de estar alerta ante cosas que ellos van sabiendo que van a pasar cómo cuando comienza a oscurecer o amanecer. ¡No por nada son de los animales más listos!

Olfato

No importa que estén las puertas o ventanas cerradas, un perro es capaz de oler a su dueño a larga distancia. Su olfato es mucho más potente que el del resto de los animales porque tienen cuatro veces más receptores olfativos que otros animales. Por ejemplo, un humano cuenta con  5 millones de receptores olfativos mientras que un perro cuenta con 200 millones. Una clara diferencia que deja ver el porque nuestras mascotas están listas esperando cuando llegamos a casa sin importar que apenas vamos llegando.

Buen oído

Otra de las razones por las que anticipan nuestra llegada es por su gran habilidad para detectar muchos sonidos, cuando ellos nacen son sordos, sus orejas están selladas, a las dos semanas sus oídos se abren mientras que al mes ya cuentan con un oído muy fino haciendo que aprendan a jerarquizar toda clase de sonidos. Incluso muchas veces tienen ciertos sonidos presentes de lo que viven cada día para tener como uno clave que les permita tener de referencia que vas a llegar. Son muy intuitivos gracias al gran desarrollo de sus sentidos.

Conoce tu rutina

Uno de los básicos, desde su llegada a nuestra vida son seres muy observadores, siempre vas a notar que buscan esa estabilidad para sentirse seguros y llenos de amor. Tanto ellos como nosotros vamos creando rutinas o hábitos que van dejando huella para que nuestras mascotas se puedan guiar de que vas a llegar o algo va pasar, así ellos van creando sus propios horarios en los que conforme a tus actitudes o rutina se van adaptando para estar listo ante tu llegada.