Practica yoga para tus ojos y mejora tu visión en simples pasos

¿A ti también te hicieron comer zanahorias diciéndote que eran buenas para tu vista? Esto es un mito que surgió durante la Segunda Guerra Mundial, cuando la fuerza aérea británica inventó un nuevo radar que le permitía detectar aviones alemanes durante la noche y era mucho más fácil derribarlos.

Para encubrir el nuevo invento, uno que les ayudaría mucho en la guerra, comenzaron una gran propaganda a favor de las zanahorias, diciendo que la vitamina A que tenía era buena para la vista y el secreto por el que los pilotos británicos derrumbaban tantos aviones nazis.

Practica yoga para tus ojos y mejora tu visión en simples pasos - diseno-sin-titulo-19

Ahora, ¿realmente quieres mejorar tu visión? Además de los anteojos, puedes hacer una serie de ejercicios que son como yoga para los ojos. De hecho, vienen de la práctica del yoga Sivanada, que afirma que el 40 % de nuestro cerebro se ocupa de lo que nuestra vista recoge y que por eso es el sentido más «abusado» por nuestro cuerpo.

Estos simples ejercicios pueden ayudar a mejorar tu visión.

Imagina un reloj frente a ti y levanta los ojos hasta las 12 en punto, manténlos ahí por un segundo y baja la mirada a las seis en punto, nuevamente manténlos fijos ahí. Repite el movimiento 10 veces, es mejor si lo logras sin parpadear. Hazlo con la mirada firme, pero relajada y una vez que los termines, frota las palmas de tus manos para generar calor y ponlas sobre tus ojos sin presionar.

Practica yoga para tus ojos y mejora tu visión en simples pasos - yoga-ojos

Tus ojos se relajarán en completa oscuridad y tú tendrás que concentrar en tu respiración para culminar con el primer movimiento. Comienza de nuevo, pero esta vez con la mirada de manera horizontal, de las tres a las nueve y sigue así con el resto del reloj, de las dos a las siete y más. Concluye con 10 círculos en cada dirección como si estuvieras trazando el borde del reloj.

Estos ejercicios ayudan sobre todo a quienes tienen que pasar largas horas frente a la computadora leyendo sin gran movimiento de los ojos.