Platillo de la semana: Pato confitado de Arango

La cocina de raíces del chef Alex Cuatepotzo se ha erguido frente al Monumento a la Revolución como ese mismo edificio imponente y un tanto estricto, y es que Arango: Cocina de raíces busca darle nueva vida a los ingredientes mexicanos que podemos encontrar en platillos típicos.

Aquí llegamos a un restaurante de techos altos, terrazas y una coctelería especial, y aunque el uso de ingredientes locales no es nada nuevo, Arango busca mostrarlos de una forma única, ya sea con un plato de esquites negros con mayonesa de habanero o la típica burrata, pero esta vez con un ate de guayaba que te hace darte cuenta que siempre te puedes sorprender un poco más.

Sin embargo es en sus platos fuertes que nos queremos centrar, ahí donde encuentras un tamal de hongos con mole o un pulpo a las brasas con salsa de chorizo, se encuentra una de las estrellas de Arango, el pato confitado.

El pato confitado es un «clásico» del lugar. Desde que el restaurante abrió, ya lo encontrabas, pero antes era con mole manchamanteles. Ahora lo recibes con una caponata de berenjenas, algo que no suena tan arriesgado o revolucionario como algunas personas querrían, pero no siempre se trata de llevar todo al límite y si con el mole ya funcionó, se agradece que el menú no se quede estático en los greates hits.

Si tienes la idea de que el pato puede ser duro o tener un sabor mucho más fuerte que el del pollo, en Arango descubrirás un platillo suave, que se adapta al tenedor en cuanto lo tocas y corre como mantequilla. Tal vez es por la lenta cocción, pero sin duda desde que lo ves, sabes que se trata de una carne suave, con notas dulces y muy agradable al paladar.

Con un poco de puré de aceitunas y almendras tostadas el pato realza su sabores, pero además de eso, un poco de arroz frito termina por acompañar de manera inesperada, pero deliciosa al pato. Si hay una ley no escrita en este mundo es que el arroz frito siempre mejorará un platillo, y en Arango se atrevieron a demostrártelo de forma arriesgada, pero al hacerlo demuestran que debemos superar los prejuicios.

Así como antes los ingredientes mexicanos eran desdeñados en las cocinas gourmet y ahora son unos de los elementos más codiciados, lo mismo sucede con el arroz frito o los platillos e ingredientes de las cocinas de otras culturas. Debemos abrirnos a la idea de que un platillo tradicional puede encontrarse en los mejores restaurantes. Arango se atrevió y hoy tiene un imperdible dentro de su menú.

Dirección:Av. de la República 157, Col. Tabacalera
Tel: 55 1844 4031
Sitio Web: Instagram