See

Los museos de comida más antojables del mundo (uno está en México)

Por Loredana Flores

Un museo de comida no sólo cuenta el origen de un producto, habla sobre la cultura de una región y sus costumbres. Estos espacios pueden centrarse específicamente en un ingrediente o bien hablar de un platillo popular.

Lee también: La increíble arquitectura de los museos de nuestra Ciudad

Hay museos que narran cómo y qué comen en diferentes partes del mundo. Nosotros creemos que no haa mejor manera de explorar una cultura que a través de su comida y bebida. Aquí te presentamos los museos de comida que seguramente te dejarán con antojo.

Museo de Producción de Aceite de Oliva – Lesbos, Grecia

Ubicado dentro de un edificio de piedra, este museo permite a los visitantes aprender desde el cultivo de olivos hasta la maquinaria utilizada para triturar y separar el aceite. Y por supuesto, brinca un interesante acercamiento al producto final tal como se vende en supermercados.

Más información aquí.

La Cité Du Vin – Burdeos, Francia

Con 20 espacios que exploran la cultura y el patrimonio del vino, este lugar atrapa por igual a los que apenas se inician en la cultura del vino y hasta a los más expertos. La parte final del viaje te lleva hasta la “torre de vigilancia” de Belvedere en el octavo piso, que ofrece vistas panorámicas de Burdeos y la oportunidad de degustar una copa de vino de las mejores regiones del mundo.

Más información aquí.

Lee también: El nuevo edificio del Whitney en NY es el nuevo spot cultural de la ciudad

Shin-Yokohama Ramen – Yokohama, Japón

Además de la exposición con la historia de estos fideos japoneses, este museo tiene con una réplica exacta de las calles de Japón en 1958. Y no hay manera de que te vayas con hambre, pues encontrarás 9 restaurantes que sirven platos de ramen de diferentes regiones de Japón.

Más información aquí.

Frietmuseum – Brujas, Bélgica

Por si no lo sabías, las papas fritas se originaron en Bélgica y este lugar está dedicado a una de las frituras preferidas por todo el mundo. El Frietmuseum tiene más de 400 objetos antiguos en exhibición pero la cereza del pastel es probar papas fritas al final del recorrido.

Más información aquí.

Lee también: Un MUST en tu siguiente visita a Las Vegas: un tour de arte urbano

Museo del Queso Holandés – Alkmaar, Países Bajos

Alkmaar es el epicentro del queso. Además del famoso mercado de quesos de la ciudad, los viajeros también pueden visitar el cercano Museo del Queso Holandés para aprender más sobre la elaboración de los dos quesos famosos de los Países Bajos, Edammer y Gouda.

Más información aquí.

Museo Jell-O – New York

Solo los fanáticos de esta gelatina saben que este postre fue inventado por un carpintero en la ciudad de Le Roy en Nueva York en 1897. El lugar cuenta con paquetes coloridos del producto, anuncios, juguetes, libros de recetas y más.

Más información aquí.

Lee también: Todo lo que debes saber sobre el Gummy Bear Museum y su próxima apertura en San Francisco

MUCHO – CDMX

En la colonia Juaréz existe un rincón dedicado al cacao. La experiencia sensorial te invita a tocar, oler y probar chocolate. Este museo es didáctico ofrece talleres, cursos y catas impartidas por expertos del tema. Podrás apreciar imágenes relacionadas con nuestros antepasados y el uso del cacao. Existe una pared repleta de chocolates que te antojarán todas sus variedades.

Más información aquí.

Este contenido fue publicado originalmente en Food & Wine en Español