Disco de la semana – «Chromatica» de Lady Gaga

La espera terminó, después de años de gira, una residencia legendaria en Las Vegas y una película que le supuso un Oscar a mejor canción, Lady Gaga regresó a su trabajo principal: lanzar un disco pop que suene en cada rincón del planeta.

Chromatica es el nuevo experimento de Lady Gaga, quien se reinventa con cada disco que publica. Ahora nos lleva al planeta que lleva el nombre del disco, una tierra apocalíptica con luces neón donde la música, el amor y la inclusión son las armas contra la negatividad.

Gaga hizo un disco completamente pop. A diferencia de sus primeros discos donde la controversia era parte esencial del lanzamiento del disco, ahora hubo mucha expectativa, pero el resultado es un disco pensado para bailar sin parar. Sus letras hablan de amor e inclusión, parece que la cantante omitió el dolor del que habló en Joanne y ahora muestra que después de la tormenta sí puede salir el sol.

Incluso una canción como Plastic Doll, donde reafirma que su valor no depende de cómo la vean otras personas, no produce reflexión ni enojo, sino que nos hace cantar y bailar. Aunque Chromatica tiene toda una estética, las canciones no tienen una línea narrativa, por lo que podemos esperar que Enigma y 911 hagan sentido con el resto de las canciones a través de los videos del disco.

Las colaboraciones parecen ser el fuerte del disco. Rain on Me con Ariana Grande, Sour Candy con la banda coreana BLACKPINK y Sine from Above junto a Elton John suponen los momentos más altos del disco, mismos que seguramente funcionarán como las canciones que más emocionen a la audiencia en los conciertos en vivo (suponiendo que estos regresarán cuando pronto).

Una de las notas altas del disco es el regreso de la cantante a sus raíces Dance. Los últimos años sirvieron para que redefiniera su estilo camaleónico de la mejor manera. Su música a veces nos recuerda a Madonna, Grimes y otras cantantes, pero nunca pierde la esencia de lo que ella ha creado a lo largo de su carrera.

Lady Gaga no desapareció, pero en los pocos años que no estrenó música nueva las cosas cambiaron con rapidez. Lejos está de ser la artista que se abre camino entre el pop mainstream, ahora ella representa a la industria y hay otras artistas subiendo rápidamente. Chromatica es un disco que demuestra por qué Gaga está hasta arriba, pero no ofrece algo que la haga escalar aún más.