Disco de la semana – «In Colour» de Jamie XX

Jamie XX llegó a la escena internacional como un niño maravilla. Cuando él, junto a The XX hicieron su debut musical, todos alababan la maestría con la que lograron salir de la nada y transformar la música independiente y alternativa. Él estuvo a cargo de la producción de ese disco, incluso después de que figuras importantes como Diplo no pudieran encajar en el rompecabezas que suponían estos «niños».

Desde entonces Jamie XX comenzó a hacer remixes con el trabajo de otros, a jugar en la producción de su propio sonido y poco a poco, en privado y público, demostró que más allá de su banda, era alguien capaz de crear éxitos mucho más enfocados en el EDM y House.

In Colour es el resultado de esos experimentos, de estar en la industria y trabajar junto a los mejores. El sonido es envolvente y nos enseña mucho de lo que James Smith conoce, no se trata de un disco que simplemente responde a su momento, es el resultado de un clavado bastante profundo en la música electrónica de Inglaterra. Décadas de discos, raves, producciones y más se sintetizan en el primer disco de Jamie XX.

Cada canción del disco tiene el mínimo detalle de atención por parte del artista. Se trata de un trabajo que le tomó años, que abandonaba y al que regresaba, una de esas obras que no puede apresurarse si deseas el resultado perfecto. Cocido a fuego lento, In Colour se convirtió en ese híbrido cuya música es atemporal, pero tiene el sello característico que hoy asociamos más que nada a The XX, el silencio.

Loud Places es uno de los ejemplos más claros. Además de contar con la voz de Romy, lo cual hace de la canción prácticamente un sencillo de la banda, cuenta con esos interludios en los que el bajo y el silencio toman el control para después explotar en un sampleo de Idris Muhammad y su canción de 1977 Could Heaven Ever Be like This.

No es una sorpresa que el disco publicado en 2015 ha aparecido en muchas series y películas, su sonido es fácil de empalmar con escenas de diversa naturaleza, desde el inicio de una buena noche para Gus en Love, hasta el kick que le dan las drogas a Rue en Euphoria.

Cada canción es un viaje por la mente creativa de Jamie XX, pero también la prueba de que el amor a la música puede llevarte a crear nuevos conceptos que surgen desde el pasado. Tal vez por eso, después de cinco años, aún no tenemos un nuevo disco de Jamie XX, la maestría lleva tiempo.