Kanye West presenta Yeezy Season 8 en la semana de la moda de París y North West se roba el show

Con la ruptura de la familia real, podemos constatar que la verdadera realeza está fuera de la corona, y que Kim Kardashian West, Kanye West, North, Saint, Chicago y Psalm son la verdadera realeza del siglo XXI.

Una forma de constatarlo (más allá de los medios de comunicación que parecen tener algo nuevo que decir acerca de ellos cada día) fue la inesperada llegada de la temporada 8 de Yeezy, la marca de apparel de Kanye West.

Su trabajo como diseñador de moda ha estado lleno de altibajos, pero parece que ahora que es un hombre de fe, donde la música no fue bien recibida, su línea de calzado sí. Durante la semana de la moda en París, había rumores de que Kanye y compañía se encontraban en la ciudad, lo cual hizo que los rumores no se hicieran esperar.

Como se esperaba, el rapero hizo su habitual Sunday Service, pero después hizo llegar a los medios, diseñadores y más celebridades, una invitación que tenía huevos falsos de serpiente de cascabel y palos de salvia procedentes de su mega rancho en Wyoming.

Finalmente, la noche del martes 2 de marzo, en Espace Niemeyer, un espacio ícónico de la ciudad perfecto para una pasarela de moda poco convencional, tuvo a cabo la presentación de Yeezy Season 8.

Las modelos presentaros tres tipos de calzado que prueban que Kanye West está en un punto totalmente experimental.

Las modelos caminaron con una bota tipo puff con una herramienta distintiva y exoesquelética; una bota de gran tamaño que recuerda la YEEZY que se dio a conocer a fines del año pasado; y una bota acolchada de corte más bajo con un cuerpo tipo bota de pato con una suela exterior dentada.

Sin embargo, hay algo (o más bien, alguien) que se robó la noche. North West estuvo durante la pasarela cantando (¡y rapeando!) al ritmo de un remix de ZaZa llamado What I Do, ganándose el amor de absolutamente todos los presentes y, tal como sus padres, rompiendo el Internet, sólo que ella lo hace a los 6 años.