Smell

Estas son las lecciones más importantes del documental «Game Changers» de Netflix

¿Sabías que casi la mitad de los jugadores de fútbol de los Tennessee Titans siguen una dieta basada en plantas? ¿O que uno de los hombres más fuertes del mundo es vegano? Muchos de los atletas elite del mundo ahora optan por dejar de consumir productos animales, y mejorar su rendimiento.

Lee también: Así puedes reemplazar tus proteínas animales por veganas

De eso y muchas cosas más trata Game Changers, un documental (que debes ver AHORA en Netflix) que expone los beneficios de vivir a base de plantas. Producida por James Cameron, Arnold Schwarzenegger, Novak Djokovic y Jackie Chan, la película no solo habla de los deportistas, sino que se respalda con importante investigación científica.

Game Changers llegó para revelar por qué cambiar a una dieta basada en plantas puede ser la mejor opción, tanto para atletas y gente común. Si ya la viste o no, te queremos compartir lo que para nosotros son las lecciones (y mitos rotos) que hay que aprender y recordar en la vida diaria.

Las proteínas de origen vegetal no son inferiores a las de origen animal, incluso cuando se trata de ganar masa muscular.

Estas son las lecciones más importantes del documental "Game Changers" de Netflix - game-changers-1-1024x694

Una de las mejores frases del documental es: «¿Cómo puedes ser tan fuerte como un buey sin comer carne?» La respuesta: «¿Alguna vez has visto un buey comer carne?» Y lo mismo aplica para muchos animales extra musculosos, como los gorilas.

La realidad es que las proteínas son simplemente cadenas de aminoácidos, y algunas de esas no las puede producir nuestro cuerpo, por lo que debemos obtenerlas de los alimentos. Cada planta en realidad contiene los aminoácidos esenciales en proporciones variables. La investigación muestra que mientras la dieta incluya la cantidad esencial de aminoácidos, la fuente es irrelevante.

Los alimentos a base de plantas en realidad ofrecen un mejor «paquete de proteínas» para la recuperación atlética.

Estas son las lecciones más importantes del documental "Game Changers" de Netflix - game-changers-2-1024x694

En el paquete de proteínas de la carne, hay moléculas inflamatorias y en realidad puede cambiar el microbioma y las bacterias en nuestro intestino, lo cual se ha demostrado aumentar las hormonas productoras de inflamación. Lo cual es pésimo para la recuperación.

En el paquete de proteínas de plantas, se promueve la optimización del microbioma y el suministro de sangre. Los alimentos de origen vegetal tienen 64 veces el contenido de antioxidantes de los alimentos de origen animal. Incluso la lechuga iceberg tiene más antioxidantes que el salmón y los huevos.

Lee también: Así es como Impossible Foods creó la mejor hamburguesa para el planeta y para tu paladar.

Al contrario de lo que muchos creen, nuestros antepasados ​​en realidad no fueron hechos para comer carne.

Estas son las lecciones más importantes del documental "Game Changers" de Netflix - game-changers-3-1024x694

Siempre imaginamos al hombre con una lanza, listo para cazar animales. Pero la investigación revela que los alimentos vegetales eran más importantes de lo que los registros arqueológicos dan crédito. Los primeros antepasados ​​humanos en realidad comían principalmente vegetariano.

Además, en realidad no tenemos adaptaciones genéticas o fisiológicas para el consumo de carne. Tenemos tractos digestivos más largos para una digestión lenta y para digerir los alimentos fibrosos (como las plantas). No podemos producir vitamina C, la cual obtenemos sólo de plantas. Tenemos visión tricromática, que nos permite ver más colores, para discernir entre vegetales, frutas y tipos de plantas. Y nuestros dientes son cuadrados y bajos, para moler, por algo no tenemos largos colmillos como de lobo.

El impacto en el medio ambiente es mucho mayor de lo que imaginamos y los recursos básicos se están poniendo en riesgo.

Estas son las lecciones más importantes del documental "Game Changers" de Netflix - game-changers-4-1024x694

Según investigadores de Oxford, la cría de carne, lácteos, huevos y pescado utiliza el 83% de las tierras de cultivo del mundo, pero proporciona solo el 18% de las calorías del mundo. La razón por la cual el ganado requiere tanta tierra es porque los animales son en realidad solo los «intermediarios», que consumen en promedio seis veces más proteínas de las que incluso producen.

También, solo el 4% del consumo de agua de la humanidad en realidad ocurre en el hogar. Pero, el 27% de la «huella hídrica» ​​de la humanidad se utiliza para producir alimentos de origen animal.

¿Te hace reflexionar? Si te interesa conocer más sobre el documental, las proteínas y las dietas basadas en plantas da clic aquí.