Gourmet

Prepara en casa galletas Oreo veganas, ¡te decimos cómo!

Prepara en casa galletas Oreo veganas, ¡te decimos cómo!

Hay clásicos que no se perdonan. Una buena galleta con el café o té es un básico. Pero para quienes empiezan a adoptar una dieta vegetariana o vegana, muchos de esos antojos sencillos se vuelven prohibidos. Eso no quiere decir que no pueden hacer cosas deliciosas ellos mismos y tengan que perderse de lo bueno de esta vida.

Lee también: ¡Haz la masa para pasta vegana en tu casa!

Esta receta requiere de menos de 10 ingredientes, así que no te compliques. Comienza con nueces mezcladas y se endulza con dátiles. No creas que no tendrás ese sabor a chocolate que tanto amas en las galletas originales, el cacao se encarga de eso. Crujientes y deliciosas, estas galletas son algo que tienes que tener en casa si buscas un postre saludable.

Prepara en casa galletas Oreo veganas, ¡te decimos cómo! - oreos-veganas-2

Ingredientes:

Para el relleno
– 1 taza de mantequilla de coco
– 1/4 cdta de extracto de vainilla
– Endulzante (stevia o miel)

Para las galletas
– 1 1/2 tazas de almendra o nuez de la india (puedes mezclar)
– 6-7 dátiles sin hueso (si están deshidratados, remójalos en agua tibia por 10 minutos)
– 3 cdas de aceite de coco derretido
– 1 cda de miel de maple
– 1/3 taza de cacao en polvo
– 1 pizca de sal

 

Lee también: Así puedes sustituir las proteínas animales por veganas

 

Instrucciones:

1. Para la mantequilla de coco, toma 1 1/2 taza de coco rallado y un poco de Stevia o miel. Muélelo en el procesador o licuadora hasta que se haga una pasta.
2. Agrega las nueces al procesador y pulsa hasta que queden trozos pequeños. Luego agrega los dátiles, el aceite de coco, la miel, el cacao en polvo y la sal y mezcla nuevamente hasta que esté bien incorporado. Debes tener una textura pastosa que se mantiene unida cuando la presionas con los dedos.
3. Prueba cómo está de sabor y ajusta si es necesario (agregar más endulzante, cocoa, o sal).
4. Cubre una superficie plana o una tabla de cortar grande con papel encerado y coloca la masa en el centro. Forma un disco de 2.5 cm con las manos y cubre con otra pieza de papel encerado.
5. Usa un rodillo de amasar para aplanar la masa en un rectángulo de aproximadamente 0.5 cm de grosor. Retira la capa superior de papel encerado use un cortador de galletas circular pequeño para cortar las galletas, haz tantas cuantas puedas. Solo asegúrate de tener un número par.
6. Usa una espátula para transferir las galletas a un plato plano. Mételas al congelador para que se enfríen durante 10 a 15 minutos o hasta que estén ligeramente endurecidas.
7. Unta la mitad de las galletas con aproximadamente 1 cucharadita de mantequilla de coco. Luego vuelve a colocarlas en el congelador para enfriar por unos minutos hasta que la mantequilla de coco ya no esté líquida. Retíralas del congelador y cubre con la otra mitad de las galletas, presionando ligeramente hacia abajo para que se adhieran. Vuelve a meter al congelador para emparejar la consistencia y ¡listo!