“Elementos”; nos demuestra la importancia de ser fieles a nosotros mismos

Disney Pixar tiene el encanto, película que saca, película que es un éxito total, no solo por su animación sino por todos los mensajes que siempre logran cautivar a chicos y grandes. Y desde que se anunció en la D23 no ha parado de sonar información sobre lo que podríamos ver en Elementos pero al fin es una realidad el tener la cinta en salas de cines y nosotros te dejamos algunas razones para que no quede fuera de lista de películas por ver.

Y es que al hablar de la nueva película de Disney y Pixar, es mencionar a uno de los más grandes estrenos del año ya que Pixar siempre se ha caracterizado por contar historias de calidad y llenas de magia. Superándose en cada una que sacan. Es ahí cuando llega Elementos para demostrar porque el fuego y el agua sí pueden convivir. Retratando la parte más vulnerable y poderosa de una persona y sus emociones pero con cada uno de los elementos.

¿De que trata Elementos?

La cinta nos cuenta la amistosa historia de una joven de fuego llamada Ember y un joven de agua sensible y empático llamado Wade, quienes viven en Ciudad Elementos y ven como imposible ser amigos o algo más debido a que son elementos opuestos. Aunque por cosas de la vida, terminan unidos por una casualidad que se va complicado cada vez mas pero que al mismo tiempo los va uniendo, dejando como incógnita si el agua y el fuego realmente pueden co existir.

¿Elementos esta basada en la vida real?

Seguro no lo sabías pero la historia esta basada en la vida del director Peter Sohn quien es nacido en Estados Unidos de padres inmigrantes coreanos, por lo que recurrió en gran medida a sus propias experiencias como inmigrante de segunda generación para dar vida a la historia de Elementos. En el caso de la película, se ve a la protagonista Ember como una inmigrante de segunda generación, ya que sus padres emigraron a Ciudad Elementos, donde nació y se crio.

Mensajes y valores de Elementos

Ember transita un camino para poder entender su propia identidad y, junto con eso, el significado de lo que sus padres le dieron”, señala el director. Por lo que se ve muy presente en la cinta varios valores como seguir tu voz interior, la relación entre hijos y padres, las expectativas e incluso el amor en todas sus formas. Permitiendo que tanto chicos como grandes se puedan identificar con la cinta con alguno de los personajes y sus historias poderosas.

Arquitectura

Un punto muy valioso en Elementos es el tema de la arquitectura, Ciudad Elementos cuenta con distintos estilos de edificios para demostrar la diferenciación de los elementos y colores. Mientras que en las zonas de tierra hay mucha vegetación y terrazas, las áreas de agua tienen muchas cascadas y agua que corre a los costados de los edificios. En las zonas de aire abundan las hélices y otros objetos que sirven para mostrar el flujo de aire. Jugando mucho con todas las formas de representar cada esquina…

Equipo involucrado

Para contar y retratar una película tan grande como lo es Elementos, el supervisor de efectos visualesSanjay Bakshi, asegura que la escala de efectos de esta película no tiene precedentes en las películas de Pixar. Según la productora asociada Krissy Cababa, el trabajo de efectos prácticamente se duplicó para esta cinta por lo que requirió más de 50 artistas de efectos trabajando en simultáneo para lograr grandes resultados como los que verás en pantalla.

¿Vale la pena?

Claro que sí, ya sea que seas de los que han crecido con todas las películas de pixar y busques reconectar con las nuevas historias. Esta es una película en la que se ve la evolución de Pixar al paso de los años. Siendo un gran referente para todos aquellos que se sienten con la espinita de seguir a su corazón y arriesgar todo por sus sueños pese a las dificultades, también podría ser una buena oportunidad para que los papás puedan tener varias lecciones de lo que es apoyar a sus hijos e impulsarlos. La música y efectos también se disfrutan mucho por lo que solo queda que te animes a verla. Llega a salas desde el 22 de julio…