Platillo de la semana: Ensalada de romeritos de Reclusa Parda

En la Colonia Cuauhtémoc abrió un nuevo spot que nos tiene encantados. Se trata de una pequeña cantinita sobre Río Ebro, pegada a la galería Textraño, donde su joven chef Alan Morales hace una oda a la cocina ancestral mexicana y a Oaxaca (de ahí el nombre de Reclusa Parda).

Lee también: ¿Ya fuiste a Sonia Restaurante? Descubre por qué es nuestro Hot Spot favorito de FEBRERO

En nuestra visita a este lugar, probamos varias cosas que son súper recomendables como el Fundido Oaxaqueño, que es queso de hebra fundido con chapulines; o el Bocol y Quelites, un Nixtamal de Maíz Criollo inflado, queso Ocosingo de Chiapas y quelites tiernos. La otra recomendación clave es que dejes que el bartender te consienta con sus recomendaciones de etiquetas de mezcales artesanales que únicamente se hacen para Reclusa. Están deliciosos.

Pero hubo un platillo que nos conquistó, no solo por inesperado, pero porque la combinación de sus sabores es verdaderamente espectacular. La ensalada de romeritos probablemente sería de lo último que llamaría tu atención de la deliciosa oferta de esta carta, pero debería estar en el top.

Lee también: ¿Vegan life? Tenemos la guía de los mejores restaurantes veganos en la CDMX

Lo primero y más cool de esto es conocer el romerito en una presentación que no sea la de tu abuelita, servido en mole con camarones, papas o cualquiera que sea la variación que se hace tradicionalmente en tu familia. Esta vez es en un formato fresco y crujiente, donde el sabor de los romeritos toma diferentes formas por bocado y mejora en cada uno.

La ensalada se sirve aderezada, con polvo de chiles y un toque de hormiga chicatana, lleva brotes, rábano marinado (para no invadir tu paladar), flor de calabaza, elotitos cambray asados y semillas de girasol. Con esta descripción de ingredientes puedes darte una idea de la combinación de texturas que son parte de la delicia de este platillo.

Lee también: Platillo de la semana: Ravioli caprese e prosciutto de Belforno

Además de los perfectos niveles de crujiente, el aderezo es agrio pero balanceado con sabores salados. El polvo de los chiles da un acento que no esperas sin enchilarte y la chicatana, da ese sabor a oaxaca que todos amamos. Los rábanos son una gran adición, pues se marinan antes para liberar su sabor tan fuerte y además agregar sabor a la ensalada.

Deja de lado la idea de que «no eres de ensaladas» y hazte el favor de probar esta, no te arrepentirás. Toma en cuenta que la cocina utiliza los ingredientes de temporada, por lo que es posible que cambien algunos de los toppings o incluso la ensalada no esté disponible todo el año. Así que no pierdas más tiempo y ve a probar YA este delicioso manjar de verdes. No te quedes sin probar el queso.

Dirección: Río Ebro 85, Cuauhtémoc
Tel: 55 1313 8407
Sitio web: Instagram