Una guía para viajar durante el verano de coronavirus

Han sido meses desde la última vez que nos subimos a un avión. Y desde que cancelamos o dejamos de planear viajes y vacaciones, y pasaron semanas y semanas donde no sabíamos qué o cómo sería la siguiente fase de esta pandemia. Nos sentimos como en películas de ficción y seguimos en una. A pesar de que la situación de emergencia sigue vigente, se han cambiado los semáforos en muchas ciudades y países del mundo donde ya es posible moverse un poco.

Llegó el verano y algunas personas aún consideran salir de vacaciones, visitar a familiares o por cuestiones de negocio, ya deben volar. Si estás entre el grupo de atrevidos que ya se sienten dispuestos a viajar, debes prepararte: los viajes aéreos han cambiado mucho en los últimos meses. Aquí hay un resumen de qué esperar, y qué se espera de ti, en el aeropuerto y durante el vuelo.

Toma en cuenta: viajar ahora tomará mucha más paciencia, será más tedioso y tardado y deberás acatar las reglas de cada aeropuerto y aerolínea, las cuales pueden ser diferentes.

Una guía para viajar durante el verano de coronavirus - viajar-coronavirus-2

A dónde puedes volar

La mayoría de las aerolíneas continúan con sus vuelos domésticos, pero los vuelos internacionales siguen siendo limitados y con muchos cambios de horarios, no son los regulares de antes. Algunos vuelos a Europa están disponibles, y se podrían agregar más, pero por ahora muchos países permanecen cerrados. Prepárate para tener menos opciones sin escalas, a donde sea que vayas. De acuerdo con Wall Street Journal, las aerolíneas están operando entre el 20% y 50% de sus horarios regulares.

Los aeropuertos

Los aeropuertos están más limpios que nunca. Desde la calle sabrás que deberán tomarte la temperatura, limpiar tus pies, usar gel y no entrarás sin cubrebocas (en algunos casos con careta también). Encontrarás dispensadores de desinfectante para manos en todas partes así como marcas en el piso para marcar los intervalos de distanciamiento social, por lo que verás colas que parecen más largas. Pero cada aeropuerto es diferente, hay unos con medidas más estrictas y debes esperar que los restaurantes, cafés y tiendas estén cerradas y los lounges posiblemente también o con una capacidad limitada.

Los que viajan al extranjero pueden estar sujetos a declaraciones de salud, cuarentenas o pruebas obligatorias. Muchos países están cerrados a los turistas. Sin embargo, las reglas pueden cambiar rápidamente y sin mucha advertencia, por lo que es importante revisar constantemente el sitio web de viajes del Departamento de Estado de ese país. Tu aerolínea también debería tener lo último de esa información y proveer los cuestionarios necesarios.

Seguridad

De por sí ya tedioso, ahora es más. Es posible que los filtros de seguridad sean más tardados de lo normal y, por ende, las líneas más largas, así que debes considerar llegar con suficiente tiempo al aeropuerto. Cambiará en cada aeropuerto, pero lo que puedes esperar son nuevos procedimientos para reducir el contacto entre oficiales y viajeros. Por ejemplo, los pasajeros colocarán sus propios pases de abordar en escáneres, en lugar de entregarlos a un oficial. Es posible que se te pida que ajustes tu cubrebocas. Se cuidadoso al empacar, pues en E.U., si olvidas sacar un artículo de tu maleta de mano (como una computadora, por ejemplo), es posible que tengas que volver a hacer la línea para que un oficial no necesite revisar tus pertenencias. También puede existir una excepción a una regla en la que se te permitirá llevar un desinfectante de manos de hasta 350 ml.

Sin cubrebocas no hay viaje

Sí, debes usar cubrebocas, así que lleva todos los que necesites para sentirte cómodo durante el check-in, el abordaje y el vuelo. Muchos aeropuertos la requerirán desde la entrada al edificio. Si lo olvidas, muchas aerolíneas tendrán tapabocas disponibles, pero se espera que los pasajeros lleven las suyas. La idea es que la traigas cubriendo nariz y boca todo el tiempo. De nuevo, esto puede variar, pero la regla general es que los pasajeros pueden quitarse las máscaras, por ejemplo, para comer o beber. Muchas aerolíneas han reducido o eliminado el servicio de alimentos y bebidas para proteger a los pasajeros y la tripulación. No te molestes si alguien te pide modificar o subir tu cubrebocas, es por el bien de todos.

Una guía para viajar durante el verano de coronavirus - viajar-coronavirus-3

El distanciamiento dentro del avión no es garantía

No esperes tener mucha distancia dentro de la cabina. Muchos vuelos aún están más vacíos de lo normal. Pero en estos días, con menos vuelos disponibles en general y una demanda en aumento, tu avión podría estar más lleno de lo esperarías. Algunas aerolíneas (pero no todas) limitan el número de pasajeros por vuelo, dejando los asientos intermedios, o el número equivalente de asientos. A la hora de abordar, se hará en grupos más pequeños y buscan métodos más ordenados para facilitar el distanciamiento cuando los pasajeros desembarcan.

Haz conciencia del riesgo

No podemos repetirlo suficientes veces: la pandemia continúa, aún hay contagios. Y debes considerar que si te irás de viaje, te estás exponiendo a contraer Coivd-19. Viajar en este momento es un cálculo muy personal y cada quién sabe la urgencia de su viaje y sus factores de salud individuales, pero como dijo el Dr. Henry Wu, profesor de medicina en la Universidad Emory y director de su Centro TravelWell: «El consejo general sigue siendo: si no tienes que viajar, no viajes».

Los expertos todavía están tratando de entender exactamente cómo se contrae el virus y cómo se comporta dentro de los aviones. Los pocos estudios académicos sobre la transmisión de Covid-19 en los vuelos aún no son concluyentes, pero los estudios de epidemias previas, incluida la gripe aviar, sugieren que los pasajeros sentados cerca de una persona infectada tienen el mayor riesgo y que el tiempo de exposición en un lugar de poca ventilación aumenta el riesgo.

Cancelaciones y cambios

Las principales aerolíneas aún permiten cambios gratuitos en los vuelos reservados, con la esperanza de que la gente se sienta cómoda haciendo planes de viaje otra vez. Si la aerolínea cancela o cambia significativamente tu vuelo, puede que seas elegible para un reembolso en efectivo, pero depende de la aerolínea. Es muy posible que los horarios de las aerolíneas cambien dependiendo de cuántos pasajeros planeen volar. Si cancelas tu propio viaje, lo más posible es que obtengas un crédito de viaje. Los términos difieren de una aerolínea a otra y varían dependiendo de cuándo hiciste originalmente la reservación.

En cuanto a hoteles, existe también mucha flexibilidad en cuanto a cambios y cancelaciones hasta 24 horas antes de tu viaje. Así que no dejes de preguntar, las condiciones pueden seguir cambiando y siempre hay opciones para que viajes (o te quedes) tranquilo.