Entertainment

Cómo Guillermo del Toro ganó una estrella en el paseo de la fama de Hollywood

Dolores del Río, Pedro Infante, Cantinflas y Guillermo del Toro tienen algo en común, son de los pocos artistas mexicanos, que perteneciendo al gremio cinematográfico, vivirán para siempre en el paseo de la fama de Hollywood.

Este honor ha sido entregado a cerca de 3 mil personas, pero sólo unas 50 son latinas y para tratarse de la meca de la industria cinematográfica, los nombres relacionados al cine mexicano son casi inexistentes. Por eso es tan importante que alguien como Guillermo del Toro sea homenajeado como se merece, pero, ¿cómo es que él llegó a ser tan relevante y necesario en el cine, no sólo nacional, sino mundial?

Cómo Guillermo del Toro ganó una estrella en el paseo de la fama de Hollywood - guillermo_del_toro_guadalajara-1-671x1024

Oriundo de Guadlajara, del Toro nació con un amor por lo extraño, lo sobrenatural y todo lo relacionado a hacer de esta realidad un poco más interesante. Fanático del cine desde su infancia, sus primeros cortometrajes tienen la esencia de cualquier camarógrafo amateur, e incluso él acepta que su participación en el programa de terror de Televisa «La hora marcada» no es algo que lo llene de orgullo.

Sin embargo, desde entonces se notaba que Guillermo del Toro no buscaba asustar por asustar, sus guiones siempre contenían elementos sobrenaturales, que tal vez debido a los bajos costos de producción y su corta experiencia, no reflejaban la profundidad de sus ideas. Todo cambió cuando dirigió su primer largometraje. «Cronos» fue la producción que demostró que en el joven había una visión fresca y original, y que sus ideas podían ser las de un amante del género sobrenatural, pero también las de un verdadero artista.

Después de eso llegó su primer trabajo en Estados Unidos, donde dirigió «Mimic», película que fue alabada incluso por Stephen King, quien la llamó original y terrorífica. Después de eso vino «El espinazo del diablo», película que a diferencia de las anteriores, ha envejecido muy bien e incluso hoy es una de las cintas más terroríficas de su época.

Cómo Guillermo del Toro ganó una estrella en el paseo de la fama de Hollywood - el-espinazo-del-diablo

Ya con un portafolio definido, le dieron la responsabilidad (y el honor) de adaptar historias de comics antes de que fuera tendencia. «Blade II» y «Hellboy» fueron dos piezas que lo cimentaron como un director de confianza en Hollywood y de hecho, gracias a las dos películas de Hellboy podemos agradecer que las grandes productoras dieran luz verde para crear cosas como el Universo Cinematográfico de Marvel.

Cómo Guillermo del Toro ganó una estrella en el paseo de la fama de Hollywood - hellboy

En 2006 todo cambió, de nuevo. «El laberinto del fauno», una épica vista desde los ojos de una niña durante la Guerra Civil Española llamó la atención del mundo entero y la mezcla entre drama y fantasía hicieron que Guillermo del Toro finalmente fuera considerado el gran artista que hoy conocemos, un hombre que tiene la visión para crear historias originales y entrañables. Además, fue el momento en que las criaturas que imaginaba cobraron vida y que hoy son clásicos del cine.

Después del Laberinto, rodó la segunda parte de «Hellboy», y fue hasta 2013 que regresó a la silla del director para la cinta de acción «Pacific Rim», que realmente demuestra su amor por los monstruos y robots japoneses. Pero hay que decir algo importante aquí, y es que la estrella de la fama en Hollywood no es sólo por su trabajo como director, durante los años que estuvo ausente de la dirección, trabajó como productor para películas como «Biutiful», «Rudo y Cursi», «Los ojos de Julia» y hasta como guionista para la trilogía de «El Hobbit», marcando mucho más su influencia en el cine.

Desde entonces Guillermo del Toro se convirtió en uno de los nombres más fuertes de Hollywood, y sus películas se esperan con altas expectativas que siempre ha cumplido. «Crimson Peak» no habría funcionado si no fuera porque tiene toda la estética e idea del director y «The Shape of Water» puede ser criticada por algunos, pero sin duda merece todos los elogios que le han dado.

Finalmente, en una época en la que Hollywood juega a la segura, él es de las pocas personas que son consideradas para tareas imposibles como adaptar «En las montañas de la locura» de H.P. Lovecraft –que a pesar de que no sucedió, aún hay esperanza–, y es que del Toro es un director que además de amar el cine, ama las historias y lo entrega todo para crear historias que nos emocionen tanto como a él. ¿Necesitas más razones por las que su nombre es el siguiente en el paseo de la fama?