Coexistir en familia no tiene que ser difícil ¡Mejora esa relación en casa!

Han pasado tantos meses de confinamiento que queramos o no, se nos ha obligado a coexistir en familia más de lo común. Cosa que puede estar bien ya que se fortalece ese lazo que al estar tanto tiempo fuera de casa o cada quien conectado en un mundo diferente. Pero en muchas ocasiones no es así, si no existe buena comunicación parece todo un reto el estar en casa con la familia.

Hay una frase que dice «la sangre es más espesa que el agua» en la que se refiere a que la familia es más importante que cualquier amigo o extraño que aparezca. No siempre es así, muchas veces los amigos que vamos eligiendo al paso de los años es esa familia por elección que tenemos. Nada se interpone para que ambas partes sean importantes y formen parte de cada momento importante y coexistir en familia no sea un momento estresante.

Coexistir en familia no tiene que ser difícil ¡Mejora esa relación en casa! - diseno-sin-titulo-8

El problema parte cuando esa familia por elección queda de lado y la mayor interacción que puede existir con ellos es digital gracias al confinamiento. La familia de sangre es la que tienes diario y con la que tienes que convivir quieras o no. Para eso debes aprender ciertas cosas para que coexistir en familia no resulte una actividad complicada y se convierta en una manera de reencontrarte con cada uno.

No cambies a las personas

Coexistir en familia no tiene que ser difícil ¡Mejora esa relación en casa! - diseno-sin-titulo-2-2

Un error común que puede causar gran debate al momento de coexistir en familia es querer cambiar los ideales de cada miembro de la familia. No se trata de hacer que todos piensen igual. A las personas se les quiere por lo que son, no trates de que piensen igual a ti porque no pasará. Al contrario, esas pequeñas diferencias pueden convertirse en un aprendizaje para que conozcas cosas que antes no conocías.

Hagan del respeto un hábito

Coexistir en familia no tiene que ser difícil ¡Mejora esa relación en casa! - diseno-sin-titulo-4-1

Muchas veces la familia piensa que puede decir o tomar algo que no le corresponde y esta bien por ser familia y no es así. Esta bien compartir pero debe existir ese respeto en el que aprendan a pedir las cosas de los demás, preguntar no quita ni 5 minutos y puede evitarles muchas peleas y disgustos. Hace que la convivencia sea sana entre todos y coexistir en familia sea llevadero.

Escucha

Coexistir en familia no tiene que ser difícil ¡Mejora esa relación en casa! - diseno-sin-titulo-5-1

Escuchar a la familia aunque sea por pequeños momentos hace la diferencia. Si aprendes a pasar tiempo con tu familia y tomarle importancia a lo que pasan en el día hace que puedan sentirse escuchados y se vaya creando un lazo fuerte con cada uno. Esa complicidad de poder compartir sus problemas y días felices es algo que puede fomentar una mejor comunicación.

Conozcan los gustos del otro

Coexistir en familia no tiene que ser difícil ¡Mejora esa relación en casa! - diseno-sin-titulo-1-2

Al estar en casa es una buena oportunidad para hacer actividades juntos como ver series y películas o jugar juegos de mesa. Dejen un poco el teléfono y conecten con ustedes mismos. Ese tipo de actividades hace que se sienta un ambiente relajado y puedan conocer los gustos de los demás. Es momento de aprender sobre lo que le gusta y disgusta a la familia y no hay cosa más fácil que convivir para conocerse realmente.

Pensar antes de actuar

Coexistir en familia no tiene que ser difícil ¡Mejora esa relación en casa! - diseno-sin-titulo-3-2

Cuando haya algún momento que te haga sentir mal, toma unos minutos para respirar y pensar si realmente vale la pena pelear al momento de coexistir en familia. Muchos dicen «que prefieres, tener la razón o ser feliz», no se trata de ceder antes cosas o momentos que no te hagan feliz pero muchas veces solo por ganar una pelea podemos hacer que algo de un rato se convierta en declararle la guerra a tu familia y no es sano.

No se trata de que todos los momentos en familia sean perfectos pero sí momentos de calidad. Es una buena oportunidad para poder salir de la rutina en la que nunca conviven. Hay momentos de soledad que son necesarios pero si vas a coexistir en familia trata de que sea llevadero para evitar peleas o momentos tristes. Juntos suman mas que si se ponen a pelear.