Smell

¡Es un hecho! Abrazar árboles es bueno para tu salud

Estamos seguros que por lo menos en una ocasión has visto a alguien abrazar un árbol. El acto no es tan descabellado pues en realidad tiene beneficios con tu salud. Sabemos que el ritmo agitado de la ciudad y el trabajo pocas veces nos dan tiempo para respirar profundamente, pero solo es cuestión de organizarte y escaparte al parque o al bosque más cercano de casa.

Lee también: Hablar contigo mismo tiene grandes beneficios para tu salud mental

El poder de la naturaleza es sorprendente. Y es que muchos de sus dones han demostrado ser terapéuticos para lograr la salud integral del ser humano. De acuerdo al libro Blinded by Science de Matthew Silverstone, hay evidencia de que los árboles brindan beneficios de salud principalmente para las enfermedades mentales como trastorno de déficit de atención, hiperactividad y depresión.

¡Es un hecho! Abrazar árboles es bueno para tu salud - abrazar-arboles-2-300x203

Niños y adultos responden mejor cognitiva y emocionalmente cuando interactúan con la naturaleza. Los espacios verdes y al aire libre son el spot perfecto para relajarnos y disfrutar del efecto vibratorio de los árboles.

Lee también: 5 tips de bienestar de diferentes culturas para mejorar tu calidad de vida

Es por eso que al abrazar un árbol los niveles de oxitocina en nuestro cuerpo aumentan. Esta hormona es la responsable de hacernos sentir calma y tranquilidad emocional. Otras de las hormonas producidas en esos momentos son la serotonina y la dopamina que automáticamente te harán sentir más feliz y de buen humor.

¡Es un hecho! Abrazar árboles es bueno para tu salud - abrazar-arboles-1-300x203

De igual forma, el contacto con los árboles y los bosques te hará sentir mucho más fuerte y sano. La razón de esto es que los aceites esenciales de madera que están naturalmente en el aire en estos espacios, aumentan el número de células asesinas del sistema inmunológico que protegen y combaten enfermedades.

Lee también: 7 planes para hacer contigo mismo por lo menos una vez en la vida

Aprovecha este momento para hablar contigo mismo (por loco que suene) e intenta aclarar/despejar tu mente. El diálogo interno reduce los niveles de estrés y aumenta la confianza en ti mismo. Así que ya lo sabes, la próxima vez que necesites un break de todo, corre al bosque y ¡abraza un árbol! Te sentirás mucho mejor.