Smell

Así es como la caligrafía puede ayudar a reducir el estrés

Cada vez es más difícil mantener la calma. No porque seamos personas más neuróticas, sino porque las adversidades del día a día parecen ser cada vez más grandes. Piénsalo por un momento, incluso al tener una vida «tranquila», el estrés del trabajo, la idea del calentamiento global siempre sobre nosotros, los problemas sociales y más son suficientes para llenarnos de ansiedad y estrés.

Por es muchas cosas han servido para calmar el estrés. ¿Recuerdas esas pelotas contra la ansiedad que las escuelas y muchas empresas regalaban para promocionarse? Ahora existen jardines zen para tu cubículo, plastilina moldeable para adultos y muchos han encontrado en los libros para colorear mandalas una escapatoria al caos externo.

Así es como la caligrafía puede ayudar a reducir el estrés - playlist-colorear-mandalas-1024x694

Justamente este cuidadoso despliegue de elementos que debemos colorear con paciencia y determinación es lo que ha llevado a preguntarnos, ¿de qué otra manera podemos reducir el estrés?

Parece que la respuesta se encuentra en otra cosa que hacíamos desde niños y que olvidamos en el camino: la caligrafía. Claro, tal vez en nuestra infancia no éramos expertos, pero al aprender a escribir tuvimos que hacerlo con letra molde y cursiva, lo que para unos suponía una tarea meticulosa de prueba y error.

Hoy la caligrafía es un arte que está tomando fuerza entre adultos, pues desde el trabajo con las plumas fuente –o estilográficas– han encontrado que pueden mitigar parte de su estrés. Ese delineado lineal, las curvas y la concentración que se aplica para dejar cada letra, palabra y oración de la forma más perfecta posible realmente te absorbe y aleja de la realidad, alejándote de tus problemas y preocupaciones.

Así es como la caligrafía puede ayudar a reducir el estrés - caligrafia-1

Incluso se han hecho estudios. En Taiwan se reclutó a personas con altos índices de estrés y mientras unos siguieron con su día a día, otros practicaron caligrafía china. Días después se midió el nivel de estrés y se encontró que el cambio en los que practicaron caligrafía era similar al de las personas que comienzan a meditar. Desde una diferencia en las prácticas respiratorias y el ritmo cardiaco, hasta un incremento en la temperatura corporal.

Así es como la caligrafía puede ayudar a reducir el estrés - gracias

Una nueva manera de ayudar a tu salud mental y además, de hacer cartas o regalos a las personas que más quieres. Intenta trabajar con tu caligrafía poco a poco, busca una pluma fuente que se adapte a ti, aprende a usarla y con simples tutoriales puedes comenzar a crear hermosas obras escritas que te ayudarán a relajarte después de un largo día de trabajo.