Hot Spots

5 restaurantes para una date romántica en Quebec

Foto: Jean-François Bergeron

La Ciudad de Quebec es una urbe con tanto encanto que podría considerarse como una de las más románticas en nuestro continente. Y si la visitas durante el invierno, la magia se multiplica debido al espíritu navideño que se respira gracias a la nieve, las luces y la amabilidad de la gente (aunque ésta última esté vigente todo el año).

Es un lugar perfecto para escaparte con tu pareja y disfrutar las diferentes experiencias que ofrece: desde caminar por las calles de la ciudad vieja, hasta disfrutar la habitación del hotel más fotografiado del mundo, el Fairmont Château Frontenac.

Lee también: Ottawa: una gran sorpresa que combina historia y estilo

Y claro, no puede faltar el salir a cenar por lo menos una vez y disfrutar la gastronomía quebecoise. Ahí son expertos en ofrecer ambientes cálidos y acogedores para que tu y tu pareja disfruten el momento y su compañía al máximo.

Así que si ya estás armando el itinerario para escaparte con tu pareja unos días a Quebec, asegúrate de incluir por lo menos una de las siguientes recomendaciones. Seleccionamos seis opciones en donde los consentirán y comerán riquísimo. ¡Se volverán de sus favoritos!

L’Orygine

Este espacio es uno de los más innovadores en Quebec y de los más recientes en la ciudad (abrió sus puertas en 2018). Solo trabaja con ingredientes orgánicos y está muy enfocado en crear platillos sanos, siempre frescos. Nosotros lo visitamos en pleno 14 de febrero para cenar y tenían un menú especial de degustación, pero en general puedes pedir a la carta. También ofrece comidas y brunch. Su decoración le hace honor a su concepto, pues está lleno de plantas y tiene detalles que crean un ambiente fresco y casual. ¡Pregunta por recomendaciones de vino!

Sitio web: lorygine.com

Chez Rioux & Pettigrew

Si buscan una atmósfera super íntima y acogedora, este lugar es el indicado. Es un salón pequeño, ideal para recibir una atención super personalizada. El menú incluye platillos con ingredientes locales, inspirados en cocinas de todo el mundo. Abren para brunch, comidas y cenas, pero nuestra recomendación es ésta última, pues bajan la luz y crean un ambiente verdaderamente romántico.

Sitio web: chezriouxetpettigrew.com

Lee también: ¡Breckenridge es EL lugar para los amantes de las actividades al aire libre!

Chez Boulay

Es famoso por su brunch, pero el ambiente nos gustó tanto que también vale la pena recomendarlo para que pases una noche increíble. Sus platillos son creados principalmente a base de alimentos locales, como pescados, mariscos y carnes (bisonte, venado y otros), además de frutas, bayas y vegetales de raíz que vienen del bosque boreal. Los ingredientes que provienen de dicha zona, son mezclados con aromas y sabores que hacen de este lugar algo muy original y local que no solo se quedará en tu paladar, lo recordarás por el olfato también. Algo que tienes que saber, es que si vas en temporada invernal o de verano, no encontrarás los mismos platillos porque usan alimentos de temporada, así que es un buen pretexto para ir dos veces al año a disfrutar de la ciudad y de este lugar.

Sitio web: chezboulay.com

Lee también: ¡Nos fuimos a Toronto con Sofía Lascurain!

1608 Bar à Vin & Fromage

Éste es el hotel más fotografiado del mundo, entonces puedes esperar encontrarte con un edificio realmente sorprendente que te transportará a otra época. Ahí dentro puedes disfrutar de varias propuestas gastronómicas, pero si se trata de disfrutar una date, el bar de vino y queso 1608 es el indicado. No esperes un menú de restaurante tradicional. Como su nombre lo dice, su especialidad son las tablas de quesos (tienen de 3, 4 y 5 variedades) y otras entradas como aceitunas, salmón y charcutería. Y si tu y tu pareja aman el vino o la coctelería, estarán en el paraíso. Tip: los sábados y domingos cierran hasta la 3 am.

Sitio web: 1608baravin.com

1640 Bistro

Si se hospedan en el Fairmont Chateau Frontenac, solo tendrán que cruzar la plaza de enfrente para llegar a este mágico lugar. En él nos encontramos con algunos de los meseros más amables y hasta hubo un trío musical con acordeón que le dio un toque bastante romántico/divertido a la noche (tal vez porque éramos los únicos mexicanos aplaudiendo y cantando). El menú se prepara con ingredientes frescos de origen local, así que cambia de acuerdo a la temporada. El ambiente del lugar es super acogedor (probablemente el techo bajo tiene algo que ver) y el servicio es excelente. Abren para desayuno, comida y cena, con cartas inspiradas en platillos franceses y comfort food con personalidad gourmet.

Sitio web: bistro1640.com

Para conocer más sobre la ciudad de Quebec y planear tu viaje, puedes dar clic aquí.