Platillo de la semana: Taco Yala Yala de Alay Alay

Una amiga con raíces libanesas me dijo alguna vez que los tacos árabes eran lo menos árabes que existía. Eso fue en una época donde el cruce de cocinas era evidente para todos menos para nosotros y aún creíamos que el taco tenía que ser muy mexicano y lo árabe, pues muy árabe.

No sólo el taco árabe tiene una larga historia que demuestra el viaje de exiliados iraquíes a México (y que puedes leer en este excelente texto de HojaSanta) y es sinónimo de resiliencia, innovación y amor. Hoy hay más tacos cuya mezcla entre oriente y occidente han dado paso a descubrir sabores que no creíamos posibles, a hacer de la gastronomía algo mucho más dinámico, a borrar etiquetas marcadas por naciones y a abrazar culturas hermanas. Una prueba de ello la encuentras en el taco Yala Yala de Alay Alay.

Antes se llamaba Yala Yala, ahora es Alay Alay y sin duda tiene mucho que ofrecernos, pero el taco Yala Yala es simplemente sorprendente. Así está la ecuación: pan pita hecho en casa con un pedazo de pollo frito acompañado de muhammara, que es una salsa turca de frutos secos, granada y pimientos. Además, se complementa con con ensalada de lechuga y un poco más de granada.

Aquí tienes las tres cosas que distinguen a un simple taco de los tacos que pasan a historia, pues la tortilla, el «relleno» y la salsa deben encontrarse en el mejor punto. Si una flaquea, el taco nunca logra sorprender. Aquí el pan pita está siempre en su punto (así como las tortillas hechas a mano, cuando van saliendo del fuego saben mucho mejor), el pollo frito es tan jugoso como crujiente y la salsa muhammara tiene el picor necesario para que no te parezca ajena, pero todos los ingredientes para darte una verdadera sorpresa, así que tú no le eches nada y solo disfruta. 

En primer lugar, al pensar en un taco árabe lo más probable es que pienses en cordero y no en pollo frito, ahí está la primera gran sorpresa, además, con la explosión de sandwiches de pollo frito en la ciudad, encontrar un taco de esta nomenclatura tan perfecto como para batallar a cualquier pollo frito de la ciudad. En segundo lugar, es posible que nunca hayas comido un taco como este. Sí, pasear por la ciudad en busca del mejor taco de pastor es increíble, pero ya tienes una idea de qué esperar y sólo vas a comparar con experiencias pasadas, aquí te estás adentrando en un nuevo terreno.

Alay Alay no buscó reinventar el taco y esa es una de las razones por las que su cocina se siente tan honesta y única. El taco Yala Yala es solo la puerta de entrada a una experiencia inolvidable.

Dirección: Matías Romero 98-Local 2, Colonia Del Valle
Sitio Web: Instagram