West Elm, la marca de decoración para el hogar que le apuesta a la sustentabilidad

Cuando se habla de decoración siempre se busca encontrar algo diferente a los demás. Un espacio en el que se pueda reflejar la personalidad de los que viven en esa casa y al mismo tiempo uno en el que se genere un ambiente de paz y tranquilidad. West Elm lo sabe y ahora le apuesta a brindar no solo algo lindo para decorar sino también para apoyar al planeta con muchas campañas de sustentabilidad que te harán que te decidas por esta opción.

Seguro que alguna vez oíste hablar de West Elm, la famosa marca conocida por tener las mejores opciones para decorar tu hogar. Con una mezcla de líneas limpias, materiales naturales y colecciones artesanales de Estados Unidos y el mundo entero para que puedas tener algo diferente a otras tiendas. West Elm, en lugar de comprar muebles ya diseñados, crean diseños únicos y a partir de eso buscan la manufactura ideal para darte un diseño original.

Ahora que sí hablamos de lo que hace que ames a West Elm, es una marca que se concentra en ser socialmente responsable en todo lo que hace. No solo de dientes para afuera, realmente se involucran, desde los productos locales artesanales hasta transparencia y sustentabilidad en la cadena de
producción. Teniendo sede en Brooklyn, NY al presentar su primer catálogo en 2002, seguido de su primera tienda en 2003 y de ahí solo fue crecer y seguirse expandiendo con tiendas en todo el mundo.

Entendiendo la crisis ambiental que estamos atravesando por no cuidar al planeta como deberíamos con opciones que han marcado la diferencia al paso de los años como sus técnicas dentro del ciclo de producción con el fin de garantizar una práctica sustentable que realmente marque la diferencia en la industria de muebles para el hogar.

Ahora que sí tienes dudas sobre los puntos sustentables que siguen reforzando en cada colección para el hogar. Está el cultivo de algodón sin pesticidas, el ahorro de millones de litros de agua en la producción de algodón, la obtención de madera de fuentes sustentables y de poliéster proveniente de botellas de plástico recicladas, impulsando técnicas que reduzcan nuestra huella de carbono a largo plazo y muchas más que puedes consultar en su sitio web.

No por nada han sido reconocidos con diferentes certificaciones como GREENGUARD Gold y STANDARD 100. Siendo también el único minorista de muebles para el hogar en la lista de Barron de las 100 empresas estadounidenses más sostenibles durante los últimos cinco años. Una prueba de cómo se puede lograr tener una casa hermosa sin descuidar al planeta. Esos pequeños cambios reflejan grandes acciones en el mundo.

Conoce más aquí.