Concert Hall

Descubre los videos musicales más caros de la historia

Un video musical es una de las formas más creativas que tiene un cantante o un grupo para promocionar una nueva canción. Las técnicas, conceptos y efectos con los que se graban estos videos tienen que ser extremadamente sofisticadas, para que en el corto tiempo que dura la canción, creen una impresión duradera en los espectadores.

Lee también: Actores que además cantan increíble

Entre Michael Jackson y Madonna han logrado realizar espectaculares videos que también se volvieron famosos por lo que costó su producción. Aunque también hay otros artistas que se han unido a esta impresionante lista, nadie les ha quitado los primeros puestos de inversión. ¿Ya los viste todos?

«Scream» – Michael y Janet Jackson (10.7 millones de dólares)

Se grabó en una nave espacial muy elaborada. Michael Jackson y su hermana Janet demuestran su enojo hacia cómo los medios de comunicación los retrataban en ese momento.

 

«Express Yourself» – Madonna (9.4 millones de dólares)

Este video está inspirado en la película de 1927, Metropolis. Su director fue David Fincher, quien estuvo nominado a dos Premios de la Academia por «The Curious Case of Benjamin Button» y «The Social Network».

 

Lee también: 7 cantantes que tienen su día festivo

 

«Die Another Day» – Madonna (7.9 millones de dólares)

Aunque esta canción recibió todo tipo de críticas muy variadas, es indiscutible que el video es de excelente calidad. Formó parte del soundtrack de la película homónima de James Bond y estuvo nominado a un Grammy.

 

«Bedtime Story» – Madonna (7.7 millones de dólares)

Este video de la Reina del Pop se mostró por primera vez en teatros de Nueva York y Santa Mónica. También es parte permanente de la colección del Museo de Arte Moderno de Nueva York y su director es Mark Romanek.

 

Lee también: Top 10: Videos musicales más románticos de la historia

 

«Michael Jackson» – Black or White (6.9 millones de dólares)

Este video tenía que ser, sobre todas las cosas, memorable. Se convirtió en un favorito de todos los fans casi instantáneamente. Su lanzamiento ocurrió simultáneamente en todos los canales musicales de la época, con cerca de 500 millones de personas mirando.