Tirana Riverside, una forma de vivir después del coronavirus

El mundo está viendo un cambio acelerado a causa de la pandemia del coronavirus. El mundo centralizado, especializado en reuniones cara a cara en lugares muy poco convenientes (mala iluminación y peor ventilación) se convirtieron en cosa del pasado y dieron paso a las reuniones virtuales, el trabajo a distancia y la necesidad de existir en lugares abiertos, ventilados y seguros.

Ante esto llega la nueva revolución, una en la que el ser humano coexistirá con el medio ambiente gracias a la eficacia tecnológica. Donde las ciudades serán sinónimo de urbanismo, sustentabilidad y salubridad. Por lo menos así es como lo ve Stefano Boeri, uno de los arquitectos enfocados en un futuro postcoronavirus.

Tirana Riverside, una forma de vivir después del coronavirus - tirana-riverside

Tirana Riverside es un proyecto de Boeri pensado en cómo debe ser la vida después de una pandemia que se ha transmitido sobre todo a través de lugares cerrados y artificiales. De acuerdo al arquitecto, Tirana Riverside debe ser una de las llamadas «ciudades de 15 minutos» donde todo lo que necesites en tu vida, desde el trabajo, la educación, recreación, hasta trámites burocráticos, supermercados y más, deben estar a 15 minutos de distancia y ser accesibles.

Sin embargo, él lo lleva más allá con la idea de darle mayor relevancia a los espacios abiertos, incrementar el número de estructuras verdes y reorganizar el espacio de acuerdo a la funcionalidad social y tecnológica. De esta manera, las plantas bajas tendrían espacios para cosas como clínicas de salud o supermercados, mientras que en los lugares altos la recreación, el deporte y los lugares para recibir drones estarían distribuidos.

Tirana Riverside, una forma de vivir después del coronavirus - tirana-ciudad-futuro

Tirana Riverside es un complejo inmobiliario pensado para albergar a 12 mil personas en Tirana, la capital de Albania, y sin duda es una apuesta impresionante ante un futuro incierto. Si bien es sabido que las ciudades nunca volverán a ser las mismas, muchas metrópolis importantes no han dejado claro cómo cambiarán a largo plazo, mientras que Tirana, de seguir con este proyecto, está demostrando que el futuro no sólo es utópico, sino que es muy real.