Tech

Así es la revolucionaria tecnología que te sorprenderá en las olimpiadas de Tokio 2020

Los Juegos Olímpicos siempre son una prueba de cómo la tecnología funciona para conectarnos más y mejor. En el marco de la edición de Tokio 2020, podemos recordar que durante 1964, el país hizo maravillas en transmitir la televisión vía satélite.

En México 1968 tuvimos la televisión a color, en 1984 el email revolucionó la manera de que los organizadores se comunicaron y en los últimos años los cambios han sido tan espectaculares que parece que salieron directo de la ciencia ficción.

Japón es reconocido como el país más tecnológicamente avanzado, por lo que en 2020, además de los increíbles visuales para nuestro entretenimiento –sobre todo durante la ceremonia de inauguración– hay sistemas que todos deberíamos tener en mente antes de verlos en acción.

3D Tracking

Así es la revolucionaria tecnología que te sorprenderá en las olimpiadas de Tokio 2020 - atletas

Intel, en colaboración con Alibaba traerán la tecnología más revolucionaria a las Olimpiadas. Se trata de un sistema de rastreo y monitoreo 3D que se base en algoritmos y opere desde las cámaras que ya existen, por lo que en lugar de ponerle sistemas de tracking o monitoreo a un deportista –el famoso Internet de las cosas– lo que harán será usar los datos de los videos en tiempo real para generar estadísticas, videos virtuales, evaluaciones y más.

Se trata de transformar la tecnología que tenemos en un sistema capaz de encontrar en un deportista todo lo que puede hacer bien o mal y ayudarlo a corregirlo. Recordemos que es gracias a la tecnología que los récords se rompen de manera cada vez más sorprendente. Antes nadie pensaba que un hombre pudiera nadar como Michael Phelps o que fuera capaz de correr un maratón completo en dos horas como lo acaba de hacer Eliud Kipchoge.

Intel mantiene una gran influencia en el ámbito tecnológico en Japón, pero no se trata del único. Los rumores van desde partidos reproducidos a escala y en tiempo real a partir de hologramas, hasta apps que traduzcan distintos idiomas en tiempo real, lo cual haría que la barrera de lenguaje que separe a los turistas de los locales mucho más pequeña. Sólo queda esperar hasta el 24 de julio para ver cómo nos sorprenderá Japón.