SpaceX ya envió astronautas al espacio, pero así es como busca llegar a Marte

El hombre regresó al espacio con bombos y platillos, sin embargo, ya había astronautas de distintos países abordo de la Estación Espacial Internacional (ISS por sus siglas en inglés), ¿qué hizo del viaje de los astronautas estadounidenses un evento mundial?

En primer lugar, supuso el regreso de la astronautas saliendo desde Estados Unidos al espacio, algo que no sucedía desde 2011, por lo que los medios le dedicaron una gran cobertura. Pero la segunda razón es la que realmente hará eco en la historia y es que por primera vez una empresa privada, SpaceX, ha llegado a la ISS, inaugurando una nueva etapa en la exploración espacial.

Ahora podemos hablar de turismo espacial en presente, algo que fue un sueño durante décadas. La iniciativa privada está apostando a lo grande y aunque SpaceX no tuvo la mejor relación con la NASA, este proyecto demostró que trabajando juntos pueden hacer mucho. Ahora, la empresa de Elon Musk continuará con su gran meta, pisar Marte.

«Quieres despertar por la mañana y pensar que el futuro será grandioso, y de eso se trata ser una civilización espacial. Se trata de creer en el futuro y pensar que el futuro será mejor que el pasado. Y no se me ocurre nada más emocionante que salir y estar entre las estrellas».
-Elon Musk

De acuerdo al sitio oficial de SpaceX, ir a Marte no es un capricho, sino el paso lógico que la humanidad debe hacer para avanzar en la exploración espacial. Con cerca de 225 millones de kilómetros separándonos de Marte, se trata del destino «habitable» más cercano. Ahí, es posible recibir suficiente luz y calor solar para sobrevivir y aunque hace mucho calor, podemos solucionarlo. La atmósfera es en su mayoría CO2 con nitrógeno, argón y algunos otros elementos, por lo que al comprimir la atmósfera, es posible crecer alimentos. Además, la gravedad en Marte es cerca del 38 % de la de la Tierra y sus días son similares a los que vivimos aquí.

SpaceX está trabajando en Starship, el cohete espacial más grande y poderoso que se ha creado, mismo que puede ser reutilizado y planea ser apto para recorrer la órbita terrestre, ir a la Luna, a Marte y más allá. Con 120 metros de altura y 9 de diámetro, esta nave pretende hacer lo que hasta ahora ha sido imposible y llevar a los primeros humanos a Marte en un viaje de seis días.

La investigación científica y tecnológica son los propulsores de estas misiones. Marte ya no es un sueño, es un plan que está tomando forma y con ellos, el sueño de conocer nuevos planetas, explorarlos y aprender para así mejorar la vida, tanto en la Tierra como en los nuevos destinos a los que vayamos, serán una realidad.