Concert Hall

Disco de la semana: “Silver & Gold” de Sufjan Stevens

Sufjan Stevens es uno de esos artistas que convierten la música en un lienzo para dibujar obsesiones. Lejos de querer hacer discos para el goce ajeno, pareciera que se preocupa más por manufacturar ensayos para eliminar peso de sus hombros. Alguien quien alguna vez se propuso hacer un álbum por cada estado de los Estados Unidos es la persona perfecta para también hacer uno de Navidad.

Lee también: Escucha esta playlist con los mejores covers de Frank Sinatra

Como si fuera una continuación de su aptamente titulado “Songs For Christmas” de 2006, “Silver & Gold” de 2012 es un disco navideño como ningún otro. A pesar de contar con recursos propios de la temporada –y constantes en la carrera de Sufan Stevems- como coros en armonía, percusiones, flautas y cascabeles, la disección navideña del disco es mucho más profunda y menos superficial.

Al ser un disco que presume desde su portada vestir de fiestas decembrinas, es natural que aquí haya covers de las canciones emblemáticas. Pero funciona mejor cuando no lo son. Gran parte del disco son canciones originales que abordan la Navidad desde diferentes perspectivas: a veces es la fiesta mundial y otras es motor para la melancolía, a veces es una ráfaga de alegría y otras un recordatorio de que todo en el mundo muere algún día.

Lee también: ¿Conoces a Honne? Estos son algunos de nuestros videos favoritos de este dúo

“Silver & Gold” no sería tan efectivo si su arriesgado ensamble de instrumentos no estuviera a la altura de sus letras. Está conformado por 59 canciones distribuidas en casi tres horas de duración, tiempo suficiente para que Sufjan haga experimentos y compruebe teorías. En el camino puede haber canciones enteramente interpretadas por un coro y también ambiciosos ejercicios de orquestación, caben piezas pop de ensueño y complejas atmósferas. Si la Navidad es para celebrar, este disco no titubea en hacerlo.

En un mundo en donde los álbumes navideños son cada vez más y en donde todos ellos no son tan distintos, encontrar algo como “Silver & Gold” que desafía toda norma es una bocanada de aire fresco. Uno de esos regalos de la temporada que se sienten únicos y que definitivamente son difíciles de olvidar.