Entertainment

11 series en Netflix que no te imaginaste que tienen escenas MUY Hot

El sexo en la televisión es complicado o era complicado en muchas de las ocasiones. Fue en 1963, en un episodio de Bewitched, antes de que dos actores que no estaban casados ​​en la vida real aparecieran en una cama individual. La desnudez no llegó a la televisión abierta hasta NYPD Blue en 1993, y muchos televidentes se indignaron.

Lee también: “Tales by light”, la serie de Netflix que tienes que ver si amas la fotografía

La televisión por cable abrió las compuertas para adultos con este tipo de contenido. Netflix, con sus series originales y su biblioteca de transmisión masiva, se ha convertido en una plataforma de los mejores y más atractivos programas de televisión. Tal es el caso de los programas con contenido erótico que se ha posicionado en la plataforma y no nos referimos a que sea tal cual pornográfico, más bien, las series tienen diferentes tramas pero las escenas de desnudos, el contacto físico y erótico también son protagonista pero sin rallar en el rubro pornográfico. Estas son  las series de Netflix que tendrán ese toque candente que puedes seguir.

The L world

Incluir The L Word en una lista de los programas más populares de Netflix se siente un poco regresivo. Cuando debutó en 2004, fue el primer programa de televisión que se centró por completo en un grupo de mujeres queer, lo que lo convierte en un programa de importancia histórica además de ser muy bueno. Aunque comprensiblemente criticado por centrarse principalmente en mujeres blancas hermosas y delgadas de manera convencional, The L Word también tiene la distinción de mostrar al mundo de sexo lésbico tan matizado de una manera que las películas y series tradicionalmente heteronormativas no lo han hecho.

Puedes verla al dar clic aquí.

 

Sense8

Cuando se trata de una serie Netflix, pocos tienen el género genealógico de Sense8. Esta creación de ciencia ficción, sigue a un grupo de psíquicos cuyos poderes se activan repentinamente un día sin previo aviso. Estas personas comparten una conciencia, ayudándose mutuamente mientras tratan de evitar al villano horroroso que conocen como los Whispers. Este concepto puede ser confuso, pero sus escenas de sexo son asombrosamente calientes. Sense8 ha ganado premios por su representación de personajes LGBTQ, y sus escenas de amor son: con razón, diversas, mezcla de razas y géneros de una manera que es rara en las series de televisión.

Puedes verla al dar clic aquí.

 

Lee también: “Losers”, la serie de Netflix que te cambiará la forma de pensar

 

Shameless

Shameless es una comedia oscura, basada en increíbles actuaciones de William H. Macy y Emmy Rossum, y un flujo constante de escenas de sexo. Macy interpreta a Frank Gallagher, un padre soltero de seis hijos y alcohólico. Su hija mayor, Fiona, interpretada por Rossum, hace todo lo posible por mantener a la familia unida con resultados histéricos y en ocasiones desgarradores.

Puedes verla al dar clic aquí.

 

Ingobernable

House of Cards puede ser el programa político favorito de todos en Netflix, pero Ingobernable es el servicio más atractivo. Esta producción gira en torno a la primera dama de México cuando intenta descubrir quién la engañó por la muerte de su esposo. A veces, brutalmente violento, Ingobernable no siempre es digerible, pero cuando puntualiza su melodrama lleno de intrigas con escenas de amor dirigidas apasionadamente, es fácil perderse en el momento.

Puedes verla al dar clic aquí. 

 

The Tudors

Enrique VIII tuvo seis esposas y una interminable serie de concubinas. El siglo XVI no era un lugar terriblemente correcto desde el punto de vista político, pero según The Tudors, era un lugar lleno de sexo. En el transcurso de cuatro temporadas, los espectadores pueden seguir a Henry y su lujuria aparentemente insaciable, mientras el rey intenta mantener sus dominios juntos mientras lucha por construir su legado.

Puedes verla al dar clic aquí. 

 

Lee también: Tenemos la ‘Fuck It playlist’ de Frankie Bergstein

 

Hemlock Grove

Hemlock Grove es fácilmente algo extraño, ¿incesto de Vampiros? Sí. ¿Un vampiro que se excita al ver un producto femenino en el bolso de alguien? ¿Un hombre lobo que deja que su cara se la coman por un bien mayor? Esta historia hipergráfica de criaturas que se golpean y muelen en la noche nunca se toma demasiado en serio, solo mantén la mente abierta. A veces los vampiros quieren tener relaciones sexuales en una habitación llena de bolsas de sangre.

Puedes verla al dar clic aquí. 

 

Lost Girl

No presenta desnudos reales, pero es fácilmente uno de los programas más atractivos de Netflix. Esta producción canadiense es el primer programa de televisión sobre un súcubo, o una criatura sobrenatural que se alimenta de la energía sexual de los humanos. Traumatizada por su primera experiencia sexual, que tomó la vida de su novio adolescente, Bo huye y aprende lentamente sobre su historia y el secreto mundo sobrenatural que es su derecho de nacimiento. Las escenas de sexo de Lost Girl no presentan desnudos, gracias a actuaciones apasionadas y una gran dirección.

Puedes verla al dar clic aquí. 

 

The Client List

Jennifer Love Hewitt ha tenido una carrera prodigiosa, se ha movido fácilmente de la pantalla y la televisión con facilidad, pero The Client List es una anomalía en su currículum. Protagonizada como una madre soltera que trabaja en un salón de masajes, The Client List es un placer culposo perfecto para los espectadores que buscan una emoción erótica sin mostrar demasiado el contenido gráfico.

Puedes verla al dar clic aquí. 

 

Lee también: Camas de diseño mexicano muy originales para tus mascotas

 

Easy

Esta serie original de Netflix está repleta de grandes nombres y sorprendente cantidad de desnudos. Easy sigue a un grupo de habitantes de Chicago modernos mientras navegan por el páramo de las citas modernas, desde cómo la tecnología complica las cosas hasta las luchas históricas del sexo. Marc Maron, Orlando Bloom, Malin Akerman, Dave Franco, Hannibal Buress y más hacen que la gráfica y la desnudez frecuente sean una sorpresa inesperada pero agradable.

Puedes verla al dar clic aquí. 

 

Scandal

Con un impresionante reparto dirigido por Kerry Washington, Scandal es una serie política enloquecida por el sexo que regularmente empuja los límites de la intimidad con sus apasionadas escenas de amor. Nunca verás un foreplay en la TV como lo que ofrece Scandal. Ve a por las teorías de conspiración, quédate por las mariposas en el estómago.

Puedes verla al dar clic aquí.

 

Get Shorty

La adaptación de Crackle de la clásica comedia oscura de Elmore Leonard sobre la mafia y el mundo del espectáculo es una delicia. Protagonizada por Ray Romano y Chris O’Dowd, esta mezcla de narraciones oscuras y risas extravagantes es perfecta para un maratón de Netflix en fin de semana. Lo que podría sorprenderte son sus explosiones aleatorias de sexualidad gráfica. La primera temporada no está llena de sexo, pero cuando llega, seguro que tendrá un impacto.

Puedes verla al dar clic aquí.

 

Outlander

Ubicada en el siglo XXVIII, esta serie es un drama que te lleva por el romance de sus protagonistas durante la época, una adaptación de los libros del mismo nombre, te dejará ese sabor de suspenso por la persecución que se genera sobre Claire Randall quien es señalada como espía inglesa en Escocia y romance con las escenas hot entre los personajes de la serie. La trama de la serie después nos lleva a esos romances interminables y una guerra que coloca a los bandos en comunión contra un rival común: Reino Unido.

Puedes verla al dar clic aquí.