Smell

La rutina de madrugada para vivir más sano

Si eres de los que pican el botón de snooze más de una vez, tal vez no eres fan de madrugar. Pero si el ritmo agitado de la vida moderna y las distracciones digitales te dejan agotado cada mañana, aún después de dormir, podrías beneficiarse de seguir una rutina diaria de ayurveda.

Lee también: Todo lo que debes saber sobre la dieta ayurvédica

La naturaleza se mueve en ciclos (de día a noche, de invierno a primavera), y todos los animales y las plantas lo hacen con sus propias rutinas diarias y estacionales. Como seres humanos, podemos perder contacto con nuestros ritmos circadianos. Pero es fácil regresar a ese balance. No necesitas cambiar todo lo que haces, con hacer algunos cambios graduales puedes lograrlo. Al cambiar tu rutina matutina te sentirás más conectado a la  tierra, con energía y equilibrado a lo largo del día. Te presentamos la rutina matutina ayurvédica, tú puedes decidir cuáles hacer y cuáles no, lo que importa es intentarlo.

La rutina de madrugada para vivir más sano - ayurveda-1

1. Despierta temprano

Los textos ayurvédicos recomiendan levantarse temprano, idealmente antes de las 6:00 am, cuando empieza el tiempo Kapha y entra la pesadez. No es fácil, pero empieza a intentarlo y así, también, te obligarás a dormir más temprano.

 

2. Limpia

Lo que sigue es limpiar tus canales de eliminación. Durante la noche tu cuerpo estuvo haciendo un trabajo de limpieza y ahora es momento de «sacar la basura». Por la noche, la energía lunar es prominente, y tu cuerpo se enfoca en calmar y enfriar. Por la mañana, el sol sale y tu cuerpo se mueve en un ciclo de absorción. Si transportas los desechos del día anterior, las toxinas pueden volver a filtrarse en tu sistema y obstruir la inmunidad, que te deja fatigado, somnoliento e irritable.

 

Lee también: Spa Oberoi: un santuario del Ayurveda

 

3. Raspado de lengua

¿Alguna vez has notado una capa en tu lengua en las mañanas? Eso es el ama (impurezas digestivas) que han sido depositadas durante la noche por el sistema digestivo, liberando al cuerpo de toxinas. Jihwa prakshalana, o raspado de lengua, ayuda a limpiar la lengua de ama, lo que puede comprometer la digestión y el sistema inmunológico, antes de que pueda reabsorberse. Con un limpiador de lengua de plata o acero inoxidable (puedes hacerlo con una cuchara) empieza lo más atrás posible sobre la lengua. Firme pero suavemente, raspa la superficie de la lengua de atrás hacia adelante. Enjuaga el raspador y repite 5-7 veces, hasta que la lengua se vea y se sienta limpia.

La rutina de madrugada para vivir más sano - ayurveda-2

4. Masaje

Abhyang es el nombre para un auto-masaje con aceite tibio. Esto tonifica la piel y los músculos, además de calmar la mente y el sistema nervioso. Haz este masaje con aceites a base de hierbas, que sean hidratantes y calmantes de Vata. Ya sea que te tomes dos o 20 minutos, el auto-masaje es una gran forma de cuidarte a ti mismo. Es una forma de recordarle a tu cuerpo que lo amas.  Además, mejora la circulación, desintoxicación y estimulación de las terminaciones nerviosas.

 

Lee también: Logra posturas precisas al practicar yoga

 

5. Asanas de Yoga y meditación

Empieza las mañanas relajado y ágil. Hacer algunas poses de yoga ayudan a mejorar la circulación de la sangre a tus órganos vitales y activar la respuesta de relajación de tu cuerpo. Al terminar, agrega unos ejercicios de respiración para entrar en una meditación (no importa qué tan larga). Meditar ayuda a regular los niveles de cortisol (la hormona del estrés) y aumentar la serotonina, además, te prepara para enfrentar lo que sea que traiga el día.

 

6. Alimenta al cuerpo

El desayuno es, como siempre nos han dicho, especialmente importante. Comer alimentos calientes y cocidos es una parte clave del régimen ayurvédico. Comienza el día con un alimento de este tipo, no muy grande, para crear un apetito para el almuerzo, estimular los movimientos intestinales regulares, aumentar la vitalidad y el estado de alerta. Complementa con un cereal caliente para mantenerte nutrido y con energía.