Gourmet

Te decimos cómo preparar un delicioso helado de miel y lavanda en casa

Sabemos que la lavanda es uno de tus ingredientes favoritos, por su sabor, por su color y por sus propiedades relajantes. Esta planta se ha incluido en diferentes recetas que tienen un efecto de bienestar en cada uno de los que la consumen, ya sea en bebidas o postres.

Esta ocasión queremos compartir contigo la receta de un helado de miel y lavanda que es perfecto para disfrutar en una tarde calurosa o simplemente por el antojo. Su dulce sabor lo convertirá en tu nuevo favorito, de eso estamos seguros. ¡Toma nota!

Te decimos cómo preparar un delicioso helado de miel y lavanda en casa - receta-helado-miel-lavanda

Ingredientes:
– 1/2 taza de azúcar granulada
– 2 cucharadas de leche en polvo
– 1/4 cucharadita de goma xantana
– 2 cucharadas de jarabe de maíz ligero
– 1 1/3 tazas de leche entera
– 1 1/3 tazas de crema espesa
– 1/4 taza de miel de flores silvestres
– 1/2 taza de lavanda seca (solo los brotes)
– 10 gotas de color púrpura natural (opcional)

Instrucciones:

Para el jarabe de lavanda:
1. En una cacerola pequeña, combina ¾ taza de agua y la miel. Hierve la mezcla, revolviendo ocasionalmente, luego retírala del fuego.
2. Agrega la lavanda, cubre la cacerola y deja reposar a temperatura ambiente durante al menos 4 horas o toda la noche.
3. Sirve el líquido a través de un colador de malla fina en un recipiente, presiona los botones florales para extraer la mayor cantidad de jarabe posible. Deja enfriar.

Para el helado:
1. Combina el azúcar, la leche en polvo y la goma xantana en un tazón pequeño y revuelve bien.
2. Sirve el jarabe de maíz en una olla mediana y agrega la leche entera. Añade la mezcla en polvo del primer paso y bate inmediatamente con fuerza hasta que quede suave.
3. Coloca la olla a fuego medio y cocina hasta que el azúcar se haya disuelto por completo (3 min. aprox.). Retira del fuego.
4. Añade la crema y bate hasta combinar. Transfiere la mezcla a un recipiente hermético y refrigera por lo menos 6 horas. Para una textura y sabor aún mejores, déjalo 24 horas. (Revuelve la base otra vez si se separa durante el tiempo de reposo).
5. Coloca el jarabe de lavanda, la base de helado y el colorante para alimentos en un tazón y mezcla perfectamente. Sirve la mezcla en tu máquina de helados y comienza a batir hasta tener una textura suave.
6. Transfiere el delicioso helado un recipiente apto para congelador. Cubre con papel pergamino, presionando sobre la superficie del helado para que se adhiera, luego cubre con una tapa.
7. Almacena en la parte más fría de tu congelador durante por lo menos 6 horas. Tu helado aguantará hasta 3 meses para disfrutarse.