Marilyn Manson y otros músicos que han sido cancelados

Bajo la luz de nueva evidencia, los músicos que en algún momento fueron queridos por ser «chicos malos», rebeldes, desobedientes y más, ahora han sido cancelados. Mas allá de una «cacería de brujas» como algunas personas lo llaman (de manera errónea, por cierto), vivimos en un momento de cambios estructurales donde algunas de las personas que abusan de su poder están enfrentando las consecuencias.

Hay quienes defienden a sus estrellas favoritas, pero es innegable que las cosas que hicieron como adultos no pueden pasar como un descuido o un fallo de juicio, y por eso cada vez son más los músico que son cuestionados por sus errores y en muchos casos, son cancelados.

Marilyn Manson

Controversial desde el inicio, Manson nunca fue considerado un ejemplo a seguir, pero es precisamente la imagen violenta de su personaje la que escudaba a una persona real, amable y amigable, o por lo menos así se le conocía. Evan Rachel Wood ya había hablado del abuso sexual que había vivido en el pasado, pero recientemente confesó que parte de ese abuso había sido durante su relación con Manson.

Ryan Adams

Durante años Ryan Adams fue uno de los nombres más respetados de la industría. Además de sus discos como solista, es conocido por trabajar con Willie Nelson, Jenny Lewis, Fall Out Boy y más. Durante 2019, cuando pensaba lanzar una trilogía de discos en sólo un año, siete mujeres, entre ellas Phoebe Bridgers y su exesposa Mandy Moore, lo acusaron de mala conducta sexual, revelando un lado manipulador y abusivo por parte del músico.

Eric Clapton

La misma Phoebe Bridgers que sufrió abusos por parte de Ryan Adams tuvo el valor de decir que la música de Eric Clapton era aburrida y mediocre. La artista recordó un episodio que muchos habían olvidado, cuando Claptone subió al escenario en 1976 y le dio a sus fans el privilegio de escuchar su nueva canción Cocaine, así como uno de los discursos más racistas en la historia del rock.

El músico se intentó disculpar después, diciendo que era una broma, pero muchos no le creyeron e incluso iniciaron el movimiento Rock Against Racism, pues las palabras de Clapton eran reflejo de una creciente intolerancia en Londres y el resto de Reino Unido.

David Bowie

Esto deja claro que la Cancel Culture no es algo nuevo, desde entonces se le pedía a las celebridades que explicaran su comportamiento, pero en ese entonces no pasaba nada si ignoraban la situación, hoy el poder de las redes sociales no permite eso.

A pesar de que Bowie es una figura de inclusión y progresismo, la estrella tuvo una breve historia de amor con el fascismo e incluso llegó a elogiar a Hitler y llamarlo un mejor showman que Mick Jagger. Con el tiempo Bowie dijo que todo era parte del performance de su personaje The Thin White Duke, pero también se disculpó públicamente y dijo que en esa época las drogas duras y su estancia en Los Angeles lo habían consumido por completo y no sabía lo que decía.

Morrissey

Seguramente Morrissey podrá salir de gira y llenar estadios después de la pandemia, lo cual demuestra que hay gente que aún es imposible cancelar por completo. Él es amado por muchos por ser un gran defensor de los derechos de los animales, llegando a prohibir la venta de carne en los festivales a los que es invitado.

Cuando en 2010 llamó a los chinos una subespecie por la manera en que tratan a los animales, muchos lo apoyaron por estar en contra del maltrato animal sin importar que estuvieran apoyando comentarios racistas, pero en 2016, en medio de la controversia por Brexit, Morrissey también hizo comentarios racistas en contra del gobernador de Londres, Sadiq Khan, confirmando que más allá de los derechos por los animales, sí es un racista y parece no tener pena en aceptarlo.

R. Kelly

Y desde entonces no podemos ver Space Jam de la misma manera. El creador de I Belive I Can Fly, no solo fue cancelado, fue arrestado y está en espera de juicio, no sólo por abuso sexual, también por creación y distribución de pornografía infantil.