Decor

Obras de arte perfectas para decorar tu hogar

Si comenzamos a cuestionar qué es el arte y dónde debe existir una obra de arte, abriremos un debate bizantino que tal vez no tiene sentido en este momento. Si aceptamos que muchas de las obras que conocemos en la Historia del Arte fueron creadas para adornar los hogares de personajes históricos importantes, no tendremos problema en conseguir piezas que parezcan pertenecer a un museo, pero hayan sido creadas para estar en algún rincón de nuestra casa.

Tal vez sean inspiraciones o réplicas, pero sin duda al tenerlas en nuestro hogar, nos ayudarán a darnos cuenta que el arte no sólo es para verla una vez, sino para entenderla como parte del todo. Sirven como decoración, inspiración y a veces para recordar que la belleza está en todos lados.

Balloon Dog

Obras de arte perfectas para decorar tu hogar - jeff-koons

Con el éxito de la exposición de Jeff Koons y Marcel Duchamp en el Museo Jumex, todos quieren llevarse a casa el «sensual» y divertido Balloon Dog. Es una obra imperdible, por lo que todos sabrán de qué se trata al verlo en tu hogar, además es muy popular entre niños y sirve como una decoración perfecta en cualquier sitio.

Puedes comprarlo aquí.

Marilyn Monroe

Obras de arte perfectas para decorar tu hogar - warhol

El otro artista realmente famoso por entregarse a la cultura pop fue Andy Warhol, y su reproducción de Marilyn Monroe es perfecta para cualquier amante de la ironía.

Puedes comprarlo aquí.

Timoteo

Pocos artistas como Rodrigo de la Sierra han cubierto a una ciudad –o un país o un continente– con un personaje como lo es su propio Timoteo. Lo mejor es que de Timoteo existen muchas piezas originales en el mercado.

Puedes comprarlo aquí.

La vocación de San Mateo

Obras de arte perfectas para decorar tu hogar - caravaggio

Alejado de lo anterior, una pintura clásica, como lo es La Vocación de San Mateo, del pintor barroco, Caravaggio, puede resultar una apuesta interesante en una oficina o incluso un pasillo. Sin duda esta es una obra que da mucho de qué hablar –podrías usar cualquier Caravaggio, pero tiene obras aún más intensas y perturbadoras–, y contemplarla realmente puede ser catártico, por lo que mejor que asegúrate de que la reproducción sea de calidad.

Puedes comprarlo aquí.