Tres mitos falsos sobre los gatos negros

El sentimiento de rechazo hacia los gatos negros no es algo reciente, de hecho, tienen una larga historia… Desde algunos pueblos que creían que los gatos (de cualquier tipo y color) eran fieles compañeros de la brujas, temiendo que los felinos pudieran hechizarlos con la simple mirada, se cree que fue la iglesia quien comenzó a fomentar esta idea. Pensando en otras culturas como Egipto, el gato era considerado una figura divina y visto como enviado de los dioses.

Entre algunos de los datos más tristes, es que el índice de adopción de gatos negros es MUCHO menor en comparación con otros gatos de colores distintos, a esto sumándole la poca aceptación que tienen sus apariciones en la sociedad y a la gran cantidad de maltratos a las que se enfrentan día con día y todo esto gracias a supersticiones que miles de personas siguen creyendo. Es por esto que decidimos abordar los tres falsos mitos más comunes respecto a estos gatos.

Atraen mala suerte

Tres mitos falsos sobre los gatos negros - mitos-gatos-negros-5

Aún existe esa superstición de que el gato juega un importante papel en la suerte, claro simbolizando algo negativo. En países Europeos y en el norte de América se sigue creyendo que cruzarte con un gato negro es sinónimo de una mala señal. Lo que sí es cierto, es que este animal no representa ni mala, ni buena suerte, es un ser sintiente que necesita el mismo cuidado y protección que el resto.

Tienen mal carácter

Tres mitos falsos sobre los gatos negros - mitos-gatos-negros

Se cree que existe una relación entre el pigmento de la piel y pelo que puede afectar tanto la actividad nerviosa y el comportamiento del gato, sin embargo no existe ninguna evidencia científica que avale eso, solo una multiplicidad de hipótesis respecto a temperamento del felino. La única verdad es el exceso de discriminación de este animal desde su nacimiento y puede ser tan cariñoso y bien educado como cualquier otro gato.

Son sinónimo de brujería

Tres mitos falsos sobre los gatos negros - mitos-gatos-negros-3

Una parte de los mitos de los gatos negros forman parte del folclore durante la caza de brujas en Salem (Estados Unidos), donde algunas personas juraban que las brujas adoptaban la forma de gato para poder caminar por las calles de noche sin ser descubiertas, fue por eso que la iglesia propuso la persecución y quema de gatos, durando por varios siglos. En temas actuales se considera uno de los principales simbolismos para hacer prácticas de magia oscura.

Hay muchas más razones para amar a los gatos negros y no creer en esos mitos, por ejemplo que nos ayudan a aliviar el estrés y mitigar los sentimientos negativos. Si tienes niños pequeños en casa, convivir con estos animales los ayudaran a crecer fuertes y sanos, así como el desarrollar una tolerancia inmunológica a los gatos.