Smell

Este es el método que usó Wim Hof para escalar el Everest en shorts

En 2007 Wim Hof, mejor conocido como Iceman o «El hombre de hielo» hizo lo que en algún momento parecía imposible: escaló el Everest en shorts. Sin ropa de repuesto, anteojos ni tanques de oxígeno. Al llegar a los 7,200 metros, una lesión en el pie le impidió seguir y tuvo que regresar, pero aún así, demostró que hay cosas que parecen inalcanzables, pero no lo son.

Wim Hof es holandés y ha vivido en temperaturas extremas desde hace mucho tiempo. Su método se ha convertido en la sensación de millones que buscan obtener los mismos beneficios que él, y es que cuando tenía 50 años, escaló el Kilamanjaro solo con shorts, poco después corrió un maratón en el desierto de Namib sin hidratarse durante todo el recorrido y sólo dos años antes de eso, corrió descalzo medio maratón en temperaturas árticas.

Hof tiene 21 records Guinnes bajo el brazo, pero eso no lo convirtió en alguien arrogante, al contrario, él cree que cualquiera tiene la capacidad de usar su experiencia con el frío para recibir increíbles beneficios. Lo que él llama el Wim Hof Method (WHM) es lo que lo ayudó a escalar el Everest, a colgarse de un sólo dedo a miles de metros de altura y a mantener una salud excepcional después de todo eso. Estos son sus tres pilares.

Terapia en frío

Él puede resistir sumergirse en agua casi congelada por más de 100 minutos, pero dice que todo comienza desde tomar baños con agua fría y comenzar a resistir lo que consideramos «frío». Estas terapias frías acumulan el tejido adiposo marrón, que ayuda a perder grasa y bajar de peso, reduce la inflamación que fortalece el sistema inmunológico, mejora la calidad de sueño e incrementa la producción de endorfinas; todo esto parece poco, pero realmente cambia la vida de las personas.

Respiración

Para Wim Hof, exponernos a lo más obvio es la manera en que logramos generar los mejores cambios. Aunado a las bajas temperaturas, una buena respiración marca la diferencia. Gracias a la forma en que permitimos que el aire entre y salga, podemos regular la temperatura de nuestro cuerpo, reducir el estrés y subir nuestras defensas.

Compromiso

La mezcla de los dos puntos anteriores está anclada en el compromiso. Celebrar al cuerpo no es algo que se hace entre semana o al revés, sólo los fines de semana, es un estilo de vida que comienza inmediatamente y que te pide hacer cambios en tus hábitos, tanto los buenos como los malos.

Wim Hof cree que puedes lograr tanto como te propongas, pero recuerda que él lleva años marcando sus límites, por lo que si tú quieres comenzar, debes hacerlo poco a poco, y aquí puedes aprender un poco más acerca de cómo lograrlo.