Las mejores series de HBO que tienes que empezar a ver ¡YA!

La televisión no sería lo que es hoy sin HBO. Cuando las cadenas buscaban explotar el espacio publicitario entre un programa, el contenido tenía que ser lo más popular y digerible posible, esto equivale a cantidad y no a calidad. Esa es la época de la «caja idiota» donde no había sustancia y sobraba maquillaje. Y así fue como HBO comenzó a abrirse camino y empezó a crear series de impacto.

HBO se convirtió en la alternativa, ofreciendo series y programas mucho más críticos. Poco a poco redefinió el sentido de lo que puede ser una serie y por mucho tiempo se mantuvieron en la cima del éxito con su frase No es televisión, es HBO. Hoy viven la guerra del streaming con grandes contendientes, pero sin duda, al regresar a ver las mejores series que han nacido en esta cadena, no hay duda de que son los mejores por muchas razones.

Estas series no son las más fáciles de ver, pero sin duda representan los mejores programas que puedes encontrar en cualquier momento y ahora, con HBO Go y la próxima llegada de HBO Max, deberías tenerlos en la mira para verlos en cuanto sea posible. Por ahora, estas son las mejores series de HBO que necesitas hacerte un espacio para ver.

The Sopranos (6 temporadas)

The Godfather es al cine lo que The Sopranos es a la televisión. Aunque las series de mafiosos siempre han tenido buena aceptación por tener acción, drama y algunos de los guiones más inteligentes, The Sopranos se mantiene como el rey del género por la manera en que la historia abre un mundo de posibilidades. Aquí no sólo estás viendo a Tony Soprano y su imperio, ves la promesa y la triste realidad del llamado «sueño americano» en el que muchos aún creen.

The Wire (5 temporadas)

Se dice que hay tres series que son consideradas las mejores de la historia de la televisión, Breaking Bad, The Sopranos y The Wire, pero al enfrentar a esas tres, la última continúa siendo la ganadora. Imagina una historia llena de personajes y tramas al estilo Game of Thrones, pero situado en Baltimore durante el inicio del siglo XXI.

Cada temporada aborda una institución diferente de la ciudad y su relación con la policía, por lo que te da un panorama general de cómo vive realmente una ciudad y no cómo aparenta hacerlo.

Six Feet Under (5 temporadas)

Esta serie dio paso a una gran cantidad de otros shows donde el drama se interpone con cuestiones mucho más profundas como House o Bones, donde además de cubrir un caso por episodio, los protagonistas reflexionan sobre la vida, el amor, la muerte y más, pero Six Feet Under es la serie que realmente lo hace de una forma original e incluso artística.

Deadwood (3 temporadas)

Cuando Westworld se estrenó, pensábamos que sería un intento por revivir la gloria de Deadwood, vaya que estábamos equivocados. Deadwood se mantiene como el western más crudo, realista y potente en la historia de la televisión. Con sólo tres temporadas logró convertirse en una serie de culto para los amantes de las emociones fuertes y sin duda tiene algunas de las mejores actuaciones en la historia de la televisión.

The Leftovers (3 temporadas)

Tres temporadas que suman 28 episodios (los mismos que The Office tiene solamente en su quinta temporada) y aún así muchos consideran esta serie un verdadero torbellino emocional e intelectual. Esta serie imagina un mundo en el que repentinamente el 2 % de la población mundial desaparece, pero no es una serie de misterio o crimen, realmente se trata de una obra filosófica que lidia con temas que realmente no tienen respuesta y que hemos intentado comprender desde hace miles de años.

Curb Your Enthusiasm (11 temporadas)

No todo es drama en HBO (aunque a veces así lo parece), las comedias también han sido su fuerte, de hecho antes de comenzar con una gran racha de dramas, la comedia fue lo que levantó a la cadena. Esta serie creada por Larry David sigue a una figura un tanto ficcionalizada de él mismo, donde muestra la irrealidad de la vida en Hollywood. Una gran razón para ver esta comedia negra es que acaba de regresar después de una década y es mejor que nunca.

Sex & the City (6 temporadas)

Una de las series que realmente demostraron que HBO no tenía competencia. Este dramedy protagonizado por Sarah Jessica Parker muestra a un grupo de amigas intentando sobrevivir en lo que para muchos es otro de los protagonistas, Nueva York.

Veep (7 temporadas)

En esta comedia protagonizada por Julia Louis-Dreyfus vemos el trabajo de la vicepresidenta de Estados Unidos y toda la «burocracia» con la que tiene que tratar. Piensa que se trata de Parks And Recreation para adultos y centrada en Washington.

Game of Thrones (8 temporadas)

A pesar de la baja nota en la que terminó, no podemos quitarle la importancia a la serie más ambiciosa de la historia. Con una producción superior a la de muchas películas de alto presupuesto, Game of Thrones fue uno de los parteaguas en la televisión, pues demostró que tal vez ese es el lugar en el que las mejores historias merecen crecer. Hay muy poco que decir sobre esta serie que no sepas, pero sin duda siempre vale la pena volver a verla (aunque sea sus primeras temporadas).

Succession (2 temporadas)

Actualmente en desarrollo, Succession no tiene comparación en este momento. Se trata de una comedia negra y un gran drama sobre un imperio familiar en el que los hermanos y otros familiares pelean por quedar a la cabeza de uno de los medios de comunicación más importantes de Estados Unidos, pero gracias al genial equipo detrás de la serie, cada episodio es una sorpresa que ahonda en el comportamiento humano y las relaciones familiares.

Westworld (3 temporadas)

La serie ha cargado con muchas críticas, pero eso sucede cuando cargas con tantas expectativas sobre tus hombros. La heredera en términos de presupuesto y producción de Game of Thrones, cada temporada de Westworld toma dos años en realizarse, por lo que muchas veces la gente se olvida de la extremadamente complicada trama y dicen que no es tan buena, pero basta con comenzarla una vez más para saber que pasará a la historia como una de las mejores de la historia.