El manual que necesitas para apoyar a los restaurantes sin salir de casa

Después de un año de pandemia todos sabemos cómo han cambiado las cosas, pero en el frenesí de nuevas noticias, la llegada de vacunas y el constante ajetreo de la vida diaria, podemos llegar a olvidar que este evento causó problemas a largo plazo que debemos tener presentes todo el tiempo.

Uno de ellos es el duro golpe a la industria restaurantera. Esos lugares con los que contamos para nuestras comidas favoritas, algunos clásicos de la ciudad que incluso se sentían inmortales están en peligro de desaparecer cualquier día. Otros restaurantes, más nuevos y de creciente popularidad, pueden ver terminado su sueño de convertirse en uno de los favoritos de todos antes de haber tenido una verdadera oportunidad de demostrar su valor ante la gente.

Los restaurantes continúan necesitando de nuestra ayuda, y aunque lo mejor es quedarnos en casa, siempre es posible ayudarlos incluso desde la comodidad de nuestros sillones. Si decides no salir (que está muy bien), te decimos la mejor manera en que puedes darle una nueva oportunidad al sueño de miles y al trabajo de millones.

Pide directamente con el restaurante

De esta manera el dinero llega directamente a ellos y evitas intermediarios que se lleven parte de la ganancia que desesperadamente debe llegar a las manos correctas. Claro que esto no siempre es posible porque muchos restaurantes no cuentan con servicio de delivery.

Usa las apps que les quiten menos comisión

Aunque distintas apps de delivery han servido muchísimo en esta época, y aunque están adaptándose para ayudar al máximo a los restaurantes, es una realidad que la comisión que se llevan por entregar la comida de los restaurantes suele ser excesiva. Iniciativas como la de Colectivo Tlacuache es una opción en la creciente oferta de servicios de delivery.

Paga como si comieras en el restaurante

La cultura de la propina es esencial en la cocina mexicana y aunque no estemos en los restaurantes, podemos intentar ayudar a todos los trabajadores que se esfuerzan en darnos la mejor comida posible. A veces no puedes dar propinas a los restaurantes desde las apps, pero muchos cuentan con iniciativas para ayudar a los meseros y al personal del restaurante. Investiga en redes sociales si cuentan con campañas de fondeo, cupones o vales para futuras comidas en el lugar, recuerda que en este momento cualquier acción es buena.

Comparte tu comida en redes sociales

Los restaurantes siempre necesitan que la gente hable de ellos. Sí, es importante si aparecen en las listas de «lo mejor de», pero la mayoría se guía por las recomendaciones de amigos, familiares e incluso conocidos. Subir tus platillos a redes sociales, darles un buen comentario y recomendarlos ayuda mucho más de lo que crees.