Bandas que han «despedido» a su vocalista

El mito dice que las mejores bandas son esas en las que los integrantes no son mejores amigos, que así como en los negocios, trabajar con las personas que más quieres puede ser contraproducente.

Ian Svenonius, músico y escritor, dice que uno de los secretos del éxito de Rolling Stones es que Mick Jagger y Keith Richards tienen la mínima interacción en el estudio, cada quién trabaja en lo suyo y que pasan el menor tiempo posible juntos, todo por el bien de la banda.

Sin embargo, hay otras que no han logrado aprender a convivir y han terminado por separarse o correr a un integrante, pero cuando el escándalo es mayor, es cuando el vocalista, casi siempre el integrante más conocido de una banda) es el que es forzado a abandonarla, estos son algunos ejemplos de bandas que han pasado por algo similar.

Kasabian

El más reciente escándalo en el rock es la salida de Tom Meighan de la banda que formó cuando era un adolescente. Las cosas parecían ir bien en una de las bandas mejor posicionadas de Inglaterra, pero en cuestión de días la banda anunció que se separaban de su vocalista y después se supo que Meighan cumpliría servicio social por cargos de violencia doméstica en contra de su exprometida.

Porter

Una de las bandas promesa de la escena mexicana ha tenido sus contratiempos. Aunque sus discos Moctezuma y Las Batallas demostraron que la banda es mucho más que Juan Son, la partida del vocalista terminó con el asenso meteórico de una banda que realmente hacía cosas distintas a los demás. La banda se separó por diferencias creativas, pero mientras Juan Son se lanzó como solista, el resto de los integrantes decidió esperar, tomar fuerzas y darle nueva vida a la banda junto a su nuevo vocalista, David Velasco.

Pink Floyd

Si hoy el público se divide entre David Gilmour y Roger Waters, antes lo hacían entre el Pink Floyd con Sid Barrett y sin él. El fundador y vocalista de la banda fue despedido cuando su visión creativa no iba de las necesidades comerciales del resto de la banda al mismo tiempo que una creciente adicción a las drogas causaba estragos en su vida personal.

Red Hot Chilli Peppers

Cuando la banda de California alcanzó la fama por la que habían luchado por años, la presión y los problemas personales hicieron que Anthony Kiedis renunciara a la banda, por lo que el resto de los integrantes llamó a Dave Navarro para que lo sustituyera, sin embargo, esa historia de amor duró poco, pues la banda aceptó al vocalista con los brazos abiertos cuando estuvo listo para volver, lo que significó el despido de Navarro.

Velvet Revolver

El supergrupo formado por los miembros de Guns N’ Roses (sin Axl Rose) y Scott Weiland (de Stone Temple Pilots) demostró que podían hacer música de calidad sin problemas y aunque fue criticados por parecerse demasiado a las bandas anteriores, logró ser muy exitosa.

El problema es que Weiland nunca encajó por completo con Slash y el resto de los integrantes y se dice que prácticamente nunca interactuaba con ellos fuera del escenario, por lo que después del tour de Libertad, su segundo disco, pensaban correrlo de la banda, pero él se adelantó al regresar con Stone Temple Pilots.