Luz Colsa te lleva (literalmente) a las nubes con su menú especial en Ling Ling

Por Karla Ángeles

Seguramente eres de los que, al igual que yo, cayeron redonditos al primer video que apareció en sus timelines con las recetas más aesthetic de las redes sociales. Y si aún no tienes la fortuna, o tu algoritmo te lleva por otras fronteras, deja te cuento un poco más sobre Luz Colsa y su cuenta Soul Food.

Cocinera por pasión y con una comunidad de más de 800 mil seguidores en Instagram, es una mujer que disfruta el lado tranquilo de la vida y que busca en cada platillo reinventar los sabores que recopila por sus viajes y convites, dándoles su toque especial y añadiéndole una generosa porción de belleza en cada montaje. Podemos decir que sí, encontró la receta perfecta para mostrar una receta perfecta.

Esta popularidad fue creciendo de manera orgánica durante la pandemia, donde reconectó con su amor por la cocina y decidió hacer de ella su nueva forma de vida. Así fue que al mismo tiempo que ganaba experiencia, sus seguidores iban aumentando y nuevos retos llegaban a ella. El más reciente, crear un menú especial para uno de nuestros hot spots favoritos de la ciudad, el restaurante Ling Ling.

Este lugar es irreal y genuinamente encantador. Al estar ubicado en el piso 56 de la 5ta. torre más alta de México, sonaría imposible decir que lo que abunda en Ling Ling son plantas y árboles. Pero esta dualidad llena de magia el lugar, estar tan conectado a la tierra cuando lo más cercano que tenemos son las nubes es algo simplemente sorprendente.

Y es también este contraste uno de los elementos que más destacan en este take over de Luz.

“Fue uno de los principales retos, retomar algunas recetas que yo tenía en mente y probarlas hasta encontrar la mezcla perfecta para empatar con el estilo de Ling Ling y el chef Jorge Alcántara”

La bienvenida nos la dio la bebida tradicional de Asia, un sake infusionado con lemongrass, chateas amarillo, reducción de pera asiática y yuzu. Era mágico cómo el vapor del hielo convivía con el fondo iluminado de la ciudad.

Como primer tiempo y para continuar nuestro viaje por Asia, un bao de pato confitado con jalapeño, rábano, cebolla brote de cilantro y salsa hoisin. Definitivamente este fue mi favorito, el pato estaba crocante en el punto exacto, además que todos los demás elementos estaban perfectamente equilibrados para que ninguno ganara en sabor. 

Después vinieron las Lamb Chops, unas costillitas de cordero a la parrilla, sobre una cama de cous cous con piñón rosa, pasa blanca, mantequilla de albahaca y shiso. Este platillo ganó como el más lindo y nos recordó por qué Luz tiene la medalla a la influencer gastronómica más aesthetic de Instagram.

Y como siempre decimos que no hay buena comida sin postre, como último tiempo tuvimos el Banana Tower, acompañado de un emplatado al momento donde dejaban caer caramelo fundido sobre una torre de pasta crujiente de Spring Roll y, entre cada capa, una mezcla de plátano macho, salsa de caramelo con miso y ajonjolí y un cremoso de queso mascarpone. ¡Inserte un chef kiss!

Si estabas buscando un pretexto para conocer Ling Ling, ¡aquí lo tienes! O si ya lo conoces, pero quieres vivir de cerca esta experiencia, puedes reservar a través de sus canales digitales y disfrutar de este menú especial todo el mes de diciembre. Puedes reservar aquí.


Dirección: Paseo de la Reforma 509, piso 56, Cuauhtémoc